Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y filigranas destinados á morir después, en un momento, sobre la mesa de un gastrónomo y á los golpes del cuchillo de an goloso, para demostrar, coa otra dé esas ironías de la Providencia, que hoy el estómago no respeta nada: ni la tradición, ni la ciencia, ni el arte... iTodo se destruye bajo la presión de las muelas! jBspafia se come su historial Se dice en Toledo que el rnazapán proviene de un estrechl -imo cerco en que los sectarios de Mahoma tuvieron á ésta, entonces inexartífices que en mezquipugnable c i u d a d cuyos nos cuchiiriles Henos de liabitantes, acosados por i acerolas y vasijas y con el hambre, asaltaron las más trazas de alquimistas trojes del Convento de San que de confiteros moderCiemente. vdonde, después aos, fabrican desde la esde consumir el trigo, hicultura hasta el más pecieron pan de almendra, queño adorno de esas esaprovechando gran cantipléndidas cajas que son dad de ellas que allí harecreo del paladar y de bía; y de maehi, carlas ea los ojos morteros con grandes maEn Toledo, cuando llega zas viene, ó debe venir, el Navidad, no hay casa, por nombre de maza- pan que humilde que sea, que no ahora conserva. Yo creo celebre el día corñiendo que el mazapán, como la mazapán, porque esta pas EMBALANDO jalea y el alajú, no es más ta, que se vende en cajas que uno de los muchos dulces de la repostería musulma- que á veces valen trescientas y más pesetas, se snbdivina, y así parece comprobarlo una pasta que en Granada de y achica hasta el extremo de venderse en figurillas ó se confecciona con el nombre de alfajor, y qué no es otra mo lerías de diez ó cinco céntimos; de suerte que los hacosa que tortts de mazapán prensadas entre hostias. bitantes de estos pueblos de la alta Blancha, tan sobrios Sea como fuere, es lo cierto que el mazapán, cristiano ó moro, resulta manjar sabroso y excelente y constituye una de las principales riquezas de Toledo, de donde se exporta á muchas ciudades de E iropa y América. Centenares de personas hallan ocupación en esta dulce tarea, y á pesar de que Toledo exporta y consume más de sesenta mil kilogramos de mazapán todos los años, cuyo importe asciende á muchos miles de duros, esta industria no reviste los caracteres de las grandes fabricaciones. En Toledo todo adquiere la fisonomía de los pasados en sus comidas que suele ser el pan su manjar más excelente; esos braceros del campo que á los siete afios empiezan á recoger aceituna y á mondar azafrán, esos infelices que tienen siempre dormida, porque nadie se la despierta, la poesía del alma, hallan en el mazapán la compensación de todas las privaciones del afio, constituye para ellos el placer de los, placeres la poesía gastronómica, y conocen a Labrador y celebran á Infantes y se entusiasman con Pérez, que son los Beyes Magos de la gran religión de los modernos tiempos. RAFAEL TORRÓME D I B U J O DE G A E T N E R F O T O G E A F Í A S DE LATORRE siglos: la división del trabajo no existe más que en laFábrica de armas; el esfuerzo del obrero es individual, no colectivo; por donde muchos, sin tener confitería, se dedican en sus casas á la, elaboración de la pasta y á la construcción de las cajas artísticas en que se encierra, y así lo hace el Sr. García Alejo, reputado- mazapanista, á quien pudiéramos llamar confitero de incógnito. No hay grandes talleres, no; pero existen multitud de OAJAS A D O B U A B A S