Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡Muy espí i drileña, muy Prenda in que tiene su cogemos las sea lo que D Madrid, ¡haj No, no abi i I i i paño fino; el i i- N i i i el aliento y) i. n el resto del c i bán ruso ó i i i un hombre i ¡Pero va mái No se pue (con la novia cosas que no ii No se puí 1 quina, mient i fias, con palí H a y q u e ii i sale la fami del embozo i ojos para mirar con ellos á la personita. Esto es tradicional y de clavo pasado. La capa nos ha enseñado eso que se llama en política, en amores 3 en maudo i gía ír. -s i. No habria trasteo si no hubiera capas, y el arte de trastear en que fueron célebres ayer Montes y íiov Romera R. bicao, lo debemos á la prenda castiza. La capa varia de colores, según las épocas. Fué de color de café hasta hace poco; pero la moda, que todo lo revoluciona y varía, ha cambiado el color de la, prenda española. Ahora el gran chic es la capa azul, la capa verde, la capa bordada.