Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA INUNDACIÓN EN VALENCIA VISTA P A N O R Á M I C A D E S D E LA E N T R A D A D E MARCHALEXKS Fütog. Diego GordiUo Desde la memorable avenida ocurrida en 1516, en que los cuantiosos daños ocasionailos en W e n c i a por la crecida del Turia dieron lu ¿ar á la construcción de los fuertes pretiles que defienden á la ciudad contra el río, no se había conori io en la hermosa comarca levantina inundación semejante á la que en poca horas ha sembrado la desolación y la ruina en dicha región. Las fotografías que adjuntas publicamos darán al lector idea aproximada del espectáculo imponente presenciado estos días por los valencianos; mas no es fácil reproducir con la fotografía, ni reflejar en pocas líneas, las escenas de misejia y dolor desarrolladas en los pueblos cercanos á la capital. La crecida del Turia comeijzó en la mañana del día 10, y gracias á la circunstancia de haberse iniciado de día pudieron los pueblos ribereños tomar precauciones que evitaran, si no los daños materiales, al menos las desgracias personales, que hubieran sido muchas si el río desbordado hubiera sorprendido durante el sueño á ÍES víctimas de la inundación. La fuerza de la corriente se llevó en el primer impulso el puente de madera de la Sociedad Valenciana de Tranvías, abrió varios boquetes en diferentes puntos, y rebasando el muro de la Alameda y las veijas C l A I i r K L K S D! C A ü A L L K K Í A É I N F A N T E K I A de los jardines de la P a e r t a de Serranos, inundó las VISTOS DESDE EL ITESTE DEL M IK calles de Liria, Jordana, Sagunto, Marchalenes y AlaFotoj. Javier F ¿rrer meda, cuarteles de Infantería, Caballería y Guardia civil, camino del Grao, Vega y otros sifos, especialmente Camp. mar y toda su huerta. E poblado de Nazaret se inundó de tal modo, que llegó el agua á la altura de los balcones. Quedaron inundados todos los pue blos y caseríos que hay desde Mislata, donde están los depósitos de aguas potables de Valencia, hasta la desembocadura del río en el mar, entre el puerto y el poblado de Nazaret, comprendiendo una extensión de echo kilómetros. Los campos h a n quedado convertidos en arenales, dejando una capa de fango que alcanza en muchos puntos dos meJ- olo S. -Síimó E L TlíO TIXRIA EN E L PÍTENTE D E L MAR.