Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
R E V I S T A ILUSTRADJ 5 V AX V i l MADRID. 20 DE NOVIEMBRE DE 1897 NÚM. 842 ACTRICES PARISIENSES MADKMOISEI. LE MOLLEE E n todas las obras del repertorio del Teatro Francés en que liay una niña, el público ve aparecer la niña, y por niña la toma. Vestida de corto, con sa carita angelical y su voz infantil, la Muller tiene la especialidad de conservar para la escena todos los encantos de la infancia. Y, sin embargo, esta actriz no anda lejoj de los treinta años, y sus niñerías en la vida privada, según cuentan, han valido muchos cientos de miles de francos. E n L ami desfemmes, de Dumas, la ilusión es tan completa, que una familia inglesa que ocupaba u n palco la envió una noche una cajita de bombones, con promesa ¡de una muñecal Y como en París todo el que posee una habilidad, una especialidad cualquiera, se pasa la vida explotándola, es de suponer que cuando los hijos de la Muller tengan hijos, todavía la abuelita saldrá á la escena jugando al aro ó tarareando canciones infantiles. Su mérito es muy grande, y las simpatías del público por esta actriz más grandes aún, porque se olvidan sus años y dan ganas de levantarla en alto, como hacen las nodrizas, y zarandearla al son de la música que pasa por la calle. E n el teatro la llaman la niña de la casa. En la vidriera de u n almacén de poupées ó de bebés, podría pasar por una de esas muñecas que andan y hablan y dicen, papá. Muy linda persona, mejorando lo presente. Fotog. II Maii- ei, París E. BLASCO