Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m wr- ísssa EXPOSICIÓN NACIONAL DE INDUSTRIAS MODERNAS Habitaado el espíritu á las tristezas que de tres ó cuatro aflos acá llueven sobre la madre patria, no puede ser más consoladora y simpática la impresión que el visitante recibe al recorrer las vastas sa as del palacio del Hipódromo. Aqae lias muestras innumerables del trabajo y de la riqueza nacionales llevan al ánimo la esperanza de una próspera normalidad para el día que creernos cercano, en el cual una á todos los españoles la sola y común idea de la regeneración de la patria. No es extraño, por consiguiente, que á pesar de la época intempestiva en que se ha abierto este Certamen, á pesar de la escasa atención prestada al mismo por la prenda, y á pesar también de la escasa solemnidad con que fué inaugurado, el púbüco concurra todas las tardes, dando muestras de viva satisfacción y prometiendo volver, mirando una á una las ins talaciones, que sólo de pasada pueden recorrerfe en una visifa. Tampoco puede ser nuestro ánimo liacer en estas líneas una completa descripción, ni mucho menos una crítica de t das y cada una de las instalaciones. Sólo el Catálogo forma un volumen de 400 páginas. Quedarán, pues, muchos recuerdos en la memoria y muchos nom. bres en el tintero; mas en la imposibilidad de dedicar á todos los dignísimos expositores un epíteto siquiera, nos habremos de limitar á algo asi como una sucinta explicación de los grabados de suerte que nuestra pluma se detenga únicamente allá donde se detuvo nuestra máquina fotográfica el día de nuestra visita á la Expoiición. Nue- tro grabado- cabecera reproduce nna de las instalaciones más hermo. as: la de Altos Hornos de Bilbao, cuyos hierros y aceros tienen universal fama. Vigas de acero para la construcción, cilindros de vapor de hierro fundido, hierros y aceros comerciales y otra infinidad de productos dó aquella importante Sociedad constituyen uno de los rincones de más estudio del actual Certamen. Vizcaya y Asturias son sin duda alguna las provincias que rayan más alto en cuanto á industrias metalúrgicas. Representa nuestro grabado segundo la instalación, muy bella por cierto, de las cervezas de Mahou, prueba elocuente de la industria madrileña, que tiene muy (l gna y muy numerosa representación en este concurso. Cuatro grandes prismas de h elo, muestra de otra de las industrias de la casa, forman los ángulos de la instalación de Mahou, cuyas cervezas tienen salida en toda la Península y se exportan á Cuba y Filipinas. Aunque tengan nuestras notas el desorden como fiel reflejo de nuestra rápida CSEVBZAS MAHOC,