Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Para el autor de un libro de versos sentimentales con muchas seguidillas á lo largo, de esas que dicen, sobre poro más ó menos: Desde que tii no vives, de triste muero; de mi alma soy el negro sepulturero; la planta que dejastes en la ventana me da memorias tuyas por la mañana, y así por el estilo. La ovación consistirá en lluvia de fotografías arrojadas desde los balcones al paso del vate, como se hace con el Dios chico. Además, cada vecino adquirirá uno ó más ejemplares, segi m su calidad, aplicándose para esto el reglamento de cédulas personales. Cabezas de familia, trea ejemplares empastados; niños y soldados, páginas sueltas; las poetisas, á mitad de precio. Dar? í TJ í rcn- na ül v tv a- de velí velodr ría de ruedai por lo las afi ción d Rueda gana i A- i. -r í X i- A- iríi, r. yw I- 1 V. magnífico ejemplar de los discursos de Cicerón, por aquéllo de ¡qiiosque tándem! que es de donde vino la palabra, pedaleando. Para el cómico que arrebate al público en una obra: Gran diaii ovacional. Todos los vecinos de la localidad se asomarán á los balcones y aplaudirán á la vez; en seguida bajarán á las puertas y repicaráa con los llamadores, para que las llamadas no tengan cuenta. Gran manifestación ó baño de ola. Todos los vecinos en ala, cogidos de las manos, imitarán la salida á escena. Plata. Para el torero que se tire corto y derecho: Salida triunfal de la plaza en hombros del líxcelentísimo Ayuntamiento. Repique general de campanas. Globos con anuncios luminosos de la corrida próxima. Retrato de cuerpo entero en La Lidia y en la Exposición del año. Título de marqués. Barrio. Y así, sobre poco más ó menos, iremos haciendo célebre á todo ciudadano que sepa leer y escribir, ó aunque no sepa, y al mismo tiempo nos fatigaremos menos. Y acaso un día, ese que llaman en los discursos el Poder moderador verá pasar por la calle á u n sujeto en quien la multitud no repare, y preguntará: ¿Quién es ese? -ü n cualquiera; nadie, le responderán. -I Ahí ¿nadie? ¡Que venga en seguida, y le liaremos Presidente del Consejo I EIJSKBIO Disr- H. S DI UITKRTAS 1 I. -V- C 0 o.