Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CRISIS Como espectáculo público una crisis lo es indudablemente en España; un espectáculo de los m á s sensacionales, y madrileño por los cuatro costados. La venta á grito herido y á carrera tendida de los extraordinarios serios y de camama, el apresurado rodar de los coches oficiales, el ir y venir afanoso de los periodistas, los corrillos de aspirantes y desocupados, todo ello forma una atmósfera especial y característica que acaso no alcance á los barrios populares y apartados de Madrid, pero que en el centro constituye una variante muy significada en el curso de la vida ordinaria de la villa y corte. Compréndese el fenómeno si se con- EL AZCÁRKAGA S A L I E N D O DK PALACIO sidera que en corto perímetro están emplazados los centros donde se hace política. No hay que olvidar que la Puerta del Sol es el verdadero tendido d é l o s sastres para los aficionados al sport político (el más rico en apuestas é incidentes los días de crisis) á pocos pasos de Gobernación se encuen ra el Círculo Ijiberal, todo animación y bullicio en es tos días; más oqiií la Carrera de San GRL I O J) E PHKIOUISTAS KN LA I L A Z A I) K 0 RIHÍ. T 1 Jerónimo, cuyas cervecerías son otros tantos mentideros políticos; siguiendo lucha vía, á dos metios uno de otro, están el domicilio del Sr. Sagasta y el Congreso, cerrado parlamentariamente, pero (On su salón de conferencias abierto de par en par. Oiro sitio muy concurrido también por los aficionados es en dichos días la) laza de Oriente, donde los pai o- dobles y formaciones del relevo de guardias pierden todo interés ante la llegada de los coches galoneados ó no, que llevan primero á la puerta del Príncipe á los personajes llamados por la Corona, luego al presidente dimisionario, después al electo; por fin, y en apoteosis brillantísima, á los nueve ministros, cuyos uniformes son todo ojoa como la curiosa E N T R A D A E K PALACIO D E I SE. P I D A L