Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(ÍOPO REVISTA ILUSTRADA f Axo vn Í AÜP. I) 4 DK SuPTníMJSRK DE 1 8 9 7 Ninr. 331 COSAS DE VERANO f -TM i i- f T- r írti fnñ ¿j IX LAS PLAGAS Guando ei inolvidable Inza llegó á la Habana, lo primero que llamó su atención fué un cartel que decía: Tiro al blanco. -Pero hombre, exclamó n. uestro compañero, ¿no basta con el vómito? Pues lo mismo habría que decirle al verano si tuviera í orma humana y oyera. ¿No basta el calor? ¿Sobre las molestias de la temperatura hemos de soportar esas legiones de bichos que nos devoran? ¡Chinches, pulgas y mosquitos I Son tres géneros de mambises con los que hay que hacer tres guerras. En invierno nos chupa la sangre el Gobierno, y en verano el Gobierno y ellos. Esta contribución de sangre no está incluida en ninguna Constitución; es decir, el que tenga constitusión sanguínea, pagará doble. La cliincho es madrileña; la pulga, vascongada; y el mosquito, andaluz. Madrid sin chinches, San Sebastián sin pulgas y Sevilla sin mosquitos, no, no podría ser. En cnanto llegan las verbenas y la albahaca y las compañías de ópera, aparece la chinchorrería castellana, invade. las asas y se apodera de Madrid. Que las hay en el resto de España, no tiene duda; pero no pneden competir con éstas, que, segiln expresión de una víctima estudiante de Medicina, son como pasas de Málaga. Son insistentes, lateras; no hay manera de echarlas ni aun leyéndolas poesías esculturales de esas en versos alejan-