Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA PLAYA En la playa dé San Sebastián. Personajes: Rtiherio, seis años; Luis, siete años. Kl primero, de fisonomía expresiva, ojos grandes, negros, ítmy animados, con miradas indagadoras, inteligentes; viste traje á lo marinero, azul obscuro con trencillas r i y bordados blancos; al cuello, cordón de seda, del que cuelga un pito de marfil; gran sombrero de paja, con cinta y caídas azules; calcetines de seda azul y zapatos de lona y cuero; todo flamante y de buena hechura. El segundo: mayor en edad y en estatura, pero más aniñado en su aspecto; ojos azules, clarísimos, con expresión de timidez; viste también á lo marinero, pero no tan cuidado en los detalles, ni tan nuevo y bien hecho el trajecito. Los dos niños, cerca uno de otro, cavan hoyos en la arena y levantan montones de ella con ayuda de palas y picos. De cuando en cuando se miran uno á otro de reojo; Roberto, con mayor osadía, casi provocativo. Uno y otro desean jugar juntos, pero ninguno de los dos quiere a -e les avances. Las palas y los picos hablan por ellos. Los dos trabajan afanosos, procurando ensanchar las escavaciones para llegar á la línea del vecino. No trabajaron con tanto ardor italianos y suizos para perforar el San Gotardo. Por fin la frontera arenosa se derrumba, y los dos lioyos se unen en uno. Luis retrocede asustado; Roberto, sintiéndose gran potencia, es el primero en proponer alianza. ROBERTO. -Mira, ahora tú traes agua con los cubos, y lo llenamos, y después hacemos el mar con mi barco Yo tengo un barco, mírale. (Dirigiéndose á una criada, con aspecto de honne francesa, que sentada apoca distancia hace labor de gancho. Marie, mon batean, s il vous plait! Ltiis. (Muy cortado, comprendiendo que la gran potencia prescinde de las fórmulas diplomáticas... ¿Quiere usted jugar conmigo? ROBERTO. (A pique de ecJiarlo todo á rodar por el inoportuno tformularismo. i) ¿Yo? Yo juego solo LUIS. (Con arranque inspirado. Mi cubo es más grande y coge más agua Verás qué pronto hacemos el mar (Se dirige á la orilla á coger agua á tiempo que rompe una ola. Una criada vieja corre dando- gritos. Roberto se ríe. La criada trae á Luis de un brazo zarandeándole y sin cesar de reprenderle. EoBESTO. (Comprendiendo que la alianza no le tiene cuenta. A mí no me regañan porque juegue, aunque me moje ¿Tú no te bañas? Ltus. -Me dan miedo las olas, y está muy frío y muy salado. ROBEKTO. ¿No te bañas? Entonces, ¿por qué vienes á San Sebastián? LITIS. -Porque viene mi papá y mi mamá y venimos todos. 7