Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VISTA E X T E R I O R D E LA G A L E R Í A DE l. OXVALKCIEK l E S (iALlíKlA DE LA PI- AXTA JiA. JA con artísticos juegos de agua, que sube impulsada por encima del edificio. Vimos el capacísimo oratorio, de construcción sencilla pero severa y elegante, en cuyo testero campea hermoso cuadro al óleo, regalo delainfanla Isabel, con un pasaje de la vida de San Agustín, patrono de la Universidad. Atravesando el otro patio, más grande todavía que el anterioi- y que llaman de losfronfoneS) llegamos á las caballerizas, al caprichoso guadarnés, al ancho, cubierto y bien ventilado picadero. Pero sería interminable la descripción de todo el edificio. Basta indicar que tiene amplias y cómodas habitaciones para los alumnos, buenas cátedras, un hermoso teatro, metas de billar y ajedrez, una galería para baños, etc, etc. Creyendo que había concluido tan agradable excursión, fuimos conducidos por el Padre que nos acompañaba hacia un puente cubierto que llaman de los Arcos, y que va á dar á uno de los puntos de vista más hermosos que pueden imaginarse: la galería llamada de Convalecientes, desde donde se abarca una inmensa campiña y se ve Madrid en días despejados. Aquello es gigantesco, monumental. Allí comienza la obra imperecedera de Felipe II. Indicamos al religioso que nos acompañaba si podría facilitarnos algunas fotografías, y nos dio á escoger entre las diez ó doce que un artista afamado de Madrid había sacado para formar un álbum de dicha Universidad, que bien merece tal nombre. Ellas servirán para que el lector adquiera de la Universidad Agustiniana idea más exacta y precisa que la que puede formarse por las breves líneas que escribimos en torno á los grabados. VISTA I N T E R H H D E LA G A L E R Í A DK (JOXVALECIKX IKS