Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c (LA HUERTA KBSIDENCIA rAETIOXJLAE DEL SR. CÁNOVAS La Huerta se halla de luto en el momento en que escribimos estas líneas, agobiados bajo el peso abrumador de la desgracia inmensa uo llora España entera. En cuanto se supo la terrible noticia del asesinato del Sr. Cánovas, nos dirigimos presurosos á la que ha sido su residencia particular en la callo de Serrano, en sitio muy próximo á nuestra Eedaeción. No había nadie más que la fiel servidumbre del esclarecido liombre público. Revelábanse en los semblantes las violentas huellas del dolor inesperado que sorprende y castiga de golpe. Preguntamos si algo sabían, y la respuesta fué dada al unísono por aquellos buenos corazones, llenos de cariñoso afecto hacia el ilustre dueño de la casa. ¡Desgraciadamente, la noticia es cierta, muy cierta! ¡Han matado al señor! Ko pudieron contenerse las lágrimas, y éstas brotaron de todos ¡os ojos con esa espontaneidad con que se desborda el río que no encuen tra ancho cauce para su corriente caudalosa. Todos hubiéramt s querido guardar egoístameníe en imestros pechos t les manifestaciones de siniestra amargura; pero el intento de ralener en sitio tan pequeño sentimiento tan grande, liubiera sido lo mismo que regatear á la pólvora su fuerza expansiva irresistible. La Huerta es hoy una triste actualidad. Desiertos sus salones, cerradas todas las puertas, parece que el rico y espléndido palacio invita á dolorosa meditación y al recuerdo, Muy á la ligera, porque ni el tiempo ni el espacio dan para más, vamos á referir algo de lo que alli hay. Nos fijaremos principalmente en la biblioteca, ya que con motivo de la última crisis se habló mucho de los libros de Cánovas. El Presidente del Consejo dijo que le esperaban 800 volúmenes sin hojear, y esto fué bastante para que las gentes sencillas se llenaran de asombro y para que los escritores festivos hicieran variados chistes de mejor ó peor gusto. En esta plana va la reproducción de uno de los cuerpos de la biblioteca. Se admira, sobre la gran mesa que. hay en el centro, un Fauno danzante que no tiene cabeza ni brazos, y se halla con un pie mutilado. Es el mejor ejemplar que existe de estatuaria española. Fué encontrado en Jumilla, provincia de Murcia, y es anterior á la época romana. La vitrina que se descubre en el fondo del gi abado está llena de capiteles moriscos, ídolos mejicanos, vasos griegos, barros de Tanagra y mil curiosidades antiquísimas de inestimable valor histórico. Allí se conserva un aerolito caído en Guarefia (Badajoz) Los volúmenes, colocados en innumerables estantes, pasan de 10.000, y hay libros rarísimos, entre ellos más de 150 incunables. Merecen citarse como verdaderas curiosidades bibliográficas Lo Cavaller, código original que enseña fórmulas y ritos de duelos, juicios y desafíos, y Jiegimiento de Príncipes, mandado escribir para la educación de D. Pedro el Cruel por el Obispo de Osma, y traducido de Gil Eomano. Y para concluir, pues no podernos entrar en más detalles de ésta, ni por lo tanto de otras habitaciones. LA l i l B L l O T E C A D E CÁNOVAS E X T E R I O R D E L PALACIO