Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA- ALUSTRADA ANO VII M A D R I D 31 DB J U L I O DK 1897 NÚM. 826 COSAS DE VERANO LA SOMBRILLA R EOüNocinA la soberanía de la mujer como reina y señora del género humano, neoecitaba los signos exteriores de 8 U poder, y tuvo como cetro el abanico 3 como dosel la sombrilla. ¿Fueron las mujeres de Babilonia las primeras que pusieron entre el sol y sus encantos el preservativo de la estirada tela? ¿Fueron las egipcias? ¿Fué la primera sombrilla la hoja de una planta frondosa como la que resguardó de la lluvia á Pablo y Virginia? Los sabios no lo han averiguado bi- en todavía. Pero el caso es que la sombrilla es objeto indispensable en la indumentaria femenina, y que desde los más remotos tiempos ha llegado á nuestros días en diferentes formas, pero siempre caprichosa y elegante. Fué primero algo como una tienda portátil con largo palo conducido por un esclavo, y ancho pabellón con el que el humilde servidor resguardaba de los rayos del sol la linda cabeza de su ama, que m a r c h i b a majestuosamente delante de él. No hay que negar á las mujeres de Oriente, á las chinas y japonesas sobre todo, el primer puesto en el uso de la sombrilla; las procedentes de aquellos pintorescos países han sido los modelos que después ha porfeceionadQ y embellecido la culta Europa.