Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Llegan los periódicos: ¡Líberall ¡Imparciall ¡TIeraldol Los permlistas i aqni llaman periodistas á los que venden los periódicosll) corren con los tres diarios desplegados como banderas. Todo el mundo se apresura á saber qué pasa en Madrid. Se lee que hace mucho calor, que Cánovas sigue tan bueno, y que dos ciudadanos se han dado de puñaladas en cualquier parte. Con esto y con la pacificación de una provincia cubana á diario, y la noticia de que liay otro barco que no rige, nos quedamos tan satisfechos- ¡A comer I Aquí se come á la española, á la una ó las dos, después del paseo ¿Y luego? Luego la juventud tira á cinco y la vejez se planta. ¡Qué quiere usted que hagan siete ú ocho mil navarros, aragoneses, madrileños, valencianos y andaluces, que vienen aquí á pasar el rato I El otro día se encontraron dos amigos en una mesita verde. El uno tallaba y el otro jugaba. I Hola I ¿Qué tal? dijo el punto. iPues ya ve usted: I tirando I ¿Y usted? Y contestó el otro echando un nueve: Pues, ¡pasandoh A la tarde hay concierto en el Casino, muy buena música, oída por unas mujeres que dan la hora, los cuartos y repetición. Unas se sientan para desollar á las que pasan, otras se pasean para dar envidia á las que están sentadas. Se comentan los vestidos, los sombreros, los novios y los otros. Comienzan á verse hombres políticos, que son como los besugos en invierno, vienen en abundancia y cuestan caros. Todos dicen que así no se puede vivir, pero viven. Aseguran todos que este Gobierno no puede durar, y el Gobierno, á juzgar por la paciencia reinante, va á durar más que unos calzones de ante col. gados de un clavo. I I i: EN EL EOtlLEVAED LA HOKA D E LOS M K I Ó D I O O S Por la noche, música on el Boulevard, y otra vez paseo apretado, tacto de codos. ¿Qué será ue en esta nuestra España no se puede pasear sino en re baño? Recuerda este paseo nocturno el Jardín de París al revés. Ks decir, que allí no se ven pasar más que mujeres de esas de Jiín- flán, ponte bien el morrión, como decía Ducazcal, y aquí es una revista de gente honrada, mejorando lo presente. cEsto, decía un francés la otra noche, es un Jardín de París, honnéte. Gracias, mi viejo, como dicen los traductores de La Correspondencia. Y ya no hay más diversión. Ayer han comenzado los bailes y cotillones del Casino, muy sanos para el reuma. Se suda durante dos horas, y se sale luego al aire fresco. Afortunadamente, el cementerio de Polloe es grande. Dicen que el verano será de gran animación, que en Agosto vendrá mucha más gente que de ordinario, que Arana nos dará una sorpresa de gigantes y cabezudos para divertir á los forasteros de alto vuelo. Bueno, allá veremos; entretanto digamos al público, como el alcalde á Su Majestad; ¡lío tengan ustedes cuidado; pueden ustedes venir, que no pasará nada I EusKBio BLASCO DIBUJOS DK BLANCO COEIS KN LA TKRKA 7. A D E L CASINO