Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTUALIDADES El doctor Leíamendi Fué Letamendi una de las personalidades más salientes de la Medicina española. Nadie como él, seguramente, tomó parte tan viva en el estudio y en el desarrollo de esta ciencia, á la que dedicó todas las primicias de su talento. Nadie tampoco ha podido aventajarle en diversidad de aptitudes, que hacían de él un hombre universal; su imaginación lo abarcaba todo: era poeta, músico, pintor; no parecía sino que en aquel cerebro tenían ana representación todas las ideas. Desafiando rigores y penalidades infinitas, Letamendi acabó la carrera de Medicina. Terminada ésta, ganó por oposición la plaza de primer ayudante de la cátedra de Anatomía. En las famosas epidemias coléricas de los años 1864 y 1865, fué recompensado por sus excelentes servicios con la cruz de Beneficencia de primera clase. Fundó en 1828 el primer Establecimiento dinamoterápico de España, y fué el primer presidente de la Sociedad Española de Vacunación. Tiene, entre otras obras importantes, La criminalidad ante la ciencia, La educación de la voluntad, Naturaleza y origen del hombre, La mvjer, y su Curso de patología, la más importante de todas. líscribía en estos últimos años la Historia evolutiva del pensamiento médico, (le la que deja terminados algunos capítulos. Como compositor, y compositor aventajado, su capital obra es la Misa de réquiem á grande orquesta. Hombre intachable, corazón de niño, lleva á la tumba las bendiciones de los suyos y el recuerdo de un hombre honrado. La Embajada japonesa En la vida veraniega de San Sebastián ha habido en los días pasados una nota simpática que registrar: la visita hecha á Eíipaña por los enviados del Japón, príncipe Arisugawa y marqués de Ito, jefe del partido conservador del Japón y uno de los políticos de mayor cultura de aquel país, al que se debe en gran parte todo el movimiento y el próspero desarrollo alcanzado en estos xíltiinos años, y sus recientes victorias sobre los chinos. Ea visita de estos enviados ha obedecido al deseo de conocer España y de CKU Z D ü LA OKI) -EN DJ- l. CKISAXIE. MO estrechar amistosas relaciones políticas. Entre los presentes hechos al rey, figura uno de gran estima: la condecoración llamada del Crisantemo, que entre otras particularidades ofrece la, de que no se puede conceder más que á los príncipes de sangre real. La banda de la condecoración es roja con bordes morados. Las cruces son de esmalte blanco bordadas de plata. El centro lo forma un hermoso granate de Siam. La guirnalda que rodea la cruz es verde, y las cuatro crisantemas amarillas. E L F K Í I í C I P K A B I S U a A W A KL MARQUÉS D ü ITO Y SU COMITIVA KN LA E S T A C I Ó N D E SAN SEBASTIÁN. Fotogs. Videtoal