Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Soy de los viejos que nunca lo son. Una de las notas distintivas y más salientes de su carácter es la constancia. Vive en la misma casa de la calle de Serrano desde el año 70. Y en todas sas costumbres resulta un misoneista, poro de buena cepa. E n aquella casa, hasta la servidumbre es perdurable. Tanto es así, que el ama de gobierno, la cocinera y el criado Esteban pueden considerar sus empleos vitalicios ó poco menos. El rostro de Cas telar es sereno y frío, y en ciertos momentos ofrece una singular fisonomía de apacible candidez. Pero entonces precisamente descúbrese en los visajes de su cara a! psicólogo observador, que analiza y estudia con encantadora naturalidad el espíritu de quien le habla ó de aquel á quien él se dirige. Tiene la casa repleta de muebles preciosos, casi todos regalos de admiradores espléndidos y entusiastas. Necesita hasta las buhardillas para coacervar tantísimos sillones, mesas, vitrinas, etc. de inapreciable valor. Contrasta, sin embargo, con la riqueza y el lujo de todas las habitaciones el modesto pergeño del despacho en donde el ilustre hombre público se consagra á sus continuadas y fecundas tareas lite rarias é históricas. Muy metódico en todas las manifestaciones de la vida, sus funciones se hallan reguladas por un plan fijo, inalterable. Se levanta siempre, todo el año, á las seis de la mañana. Frugal en el desayuno, toma una taza de té sorbida, sin pastas ni pan. Por encargo expreso le llevan la prensa muy f KX SU DKSl ACllO temprano, liasta el punto de que tal vez sea el pri mer madrileño que lea los diarios nratutinales ilo información. A las siete se pone á trabajar, sin interrumpir la labor hasta las doce. Sólo descansa un rato para abrir el correo, que es originalísimo. Cartas de las personalidades más salientes en política, arte, letras, etc. de todo el globo. Obsequios á diario ile liversas regiones peninsulares: almibares de Granada, frutas de Alicante, flores do Valencia, leche de Avila, pescados del Xorte y del Mediterráneo, etc. Almuerza á las doce y media en unto. Como buen gastrónomo, siempre tiene convidados. Su mesa so halla servida con tanta exuberancia y re finamiento, que los que en ella hemos tenido la dicha de sentarnos, tenemos que declarar no haber comido nunca mejor. Castelar recibe á sus amigos de dos á tres, y á esta hora reanuda sus trabajos, que d u r a n cons tantemente hasta las oclio de la noche. Cena, por regla general, fuera de casa con distin tas amistades, que le agasajan y colman de aten clones, y se retira á las doce para entregarse á un sueño reparador y tranquilo. Esta es su vida ordenada y trabajadora. Gracias á ella y á la higiene que practica, se conserva lozana y vigorosa su privilegiada inteligencia. Alguien ha dicho por esto ndsmo, que la grandeza do nuestros grandes hom bres es asunto tanto corporal como intelectual G A B I Í I E L E ESPAÑA Fotograjias de Franaen, hechas c. cprcsamente EX EL COMEDOK para BITANGO Y N E G I Í O