Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
aT co- fi jwo REVISTAMLUSTRADJbsf AÑO V I I M A D R I D ¿6 DK JffNio DB 1897 NÚM. 321 ARTE MODERNO de mujer que h e presentado en el actual concurso: u n a lavandera del Llobregat, tipo muy común y popular n los alrededores de Barcelona. Contra la idea, aún muy extendida, de aquellos que, sin fijarse más q u e en determinadas. obras del arte clásico, creen que en la escultura no puede ni debe representarse más que el reposo, la calma, la serenidad augusta ó los estados tranquilos del esp í r i t u he procurado expresar el movimiento y la vida en una figura lín efecto; aquello era de- mujer cuyo cuerpo mi primer intento artísjoven tenga la animatico fuera de Barcelona, c i ó n de una marcha y como tal, iba acompagraciosa y ligera y su ñado de muchas desrostro la movible expreconfianzas y temores, sión de una risa franca tiocados bien pronto en y desgarrada con que legítima satisfacción responde á los chicoleos por liaber sido premiaque escucha al paso. do aquel grupo con me (ialla de tercera clase. ¿H e logrado mi pro lago c o n s t a r este pósito? E s decir, ¿he 1 lecho en prueba de graconseguido dar á mi estitud, no ya al Jurado, tatua ese movimiento sino al público y á la femenino, gentil y grapiensa de Madrid, que cioso, justo pero difícil con tal cariño acogieron medio entre Ja figura en hace dos años aquella reposo y la figura en representación del arte movimiento agrio de sucatalán que trajimos á premo dolor ó de desesla corte unos cuantos peración infinita? artistas de aquella reAlgunos e s c u l t o r e s LAVANDEEA gión. franceses que han visto F o r m é entonces el mi Lavandera en Barcepropósito de seguir concurriendo á las Exposiciones de lona, me han asegurado desde luego que mi propósito esMadrid, y en los pocos ocios de mi cargo en la fundición taba cumplido, y esos votos de calidad me han decidido de los Srea. Masriera, concebí y modelé en yeso una figura á traer la estatua á la Exposición de Bellas Artes de 1807. A la Exposición general de Bellas Artes de 1895, t a n abundante en obras de artistas catalan e s desconocidos los más para el público de Madrid, concurrí, no sin mucho t e m o r por mi parte, con el grupo es (Miltórico El primer intento, título que al par que expresaba el asunto del grupo, ea decir, el primer pa? o dado por iiu niño, era expresivo también de mi situación como artista; u n título, en u n a palabra, que convenía á la obra lo mismo que al autor. ¿V