Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OR OLIO DB LA SEMANA t. r: mmwM 51, T T r iN i v- V? i; ¿SBri E i l SK -H l- A t p LA. EEPRISSE DE LA B 0 P E T A D A -E s t 8 aplaudido drama del Sr. Novo y Colson, hace años no representado en esta Cüi- tfi, tuvo cabal y perfecta interpretación en el Senado hace unos cuantos días. El señor ministro de Estado, en su papel de protagonista, rayó á tan grande altura, que según manifestaciones de otro companero, tiene seguro el puesto en la compañía dramática conservadora mientras ésta ei? a actuando en los coliseos nacionales. JNo íue unánime la opinión del respetable público; pero aun cuando la minoi- ía de él se retraiga, la empresa no piensa quitar la obra de los carteles, tanto más cuanto que contando con la mayoría, y en ella los alabarderos y amigos do la empresa podrá nacer de su capa un tayo sm temor á los reventadores, que voluntariamente fe han retirado del coliseo. i ehcitamos á la compañía por su buena suerte y por su frescura, que es buena también. MISISIUCOriDIA Y ANKEE- -No puede contemplarse sin sentir viví. -iitna y tierna emoción la humanitaria conducta do la pri- ai republicH para con sus subditos que viven en Cuba; ni mucho menos puede negarse que los yankées descienden en línea recta de aquellos fil- ntrópicos y austeros puritanos que zarparon en Inglaterra para desembarcar en Massachussets. Con el consentimiento y el aplauso del enternecido Gobierno de España, la cran república enviará á Cuba sus barcos par llevar víveres y ropas á los norteamericanos que son víctimas de la guerra. En la precipitación por enviar estos socorros, c posible que a giiu d las ropas sean de uniformo, y que las municiones, aunque todis ellas sean de boca, puedan cargarse por la recámara timb. é D I B U J O S DE MEOACHIS