Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTUALIDADES La caíásírofe de París EL BAZAK D E LA CAKIDAD A N T E S D E Í I N C E N D I O Potog. II. Malnt, París Su relato ha conmovido al públic o de todos los países, y su recuerdo será (torno en Par ís, no sólo por el núinoro, sino por la calidad de las víctimas. No ha necesidad de repetir la tristísima relación, llena d e conmovedores episodios y de aterradores detalles; nuestros lectores guardarán bien clara en su memoria esta historia tristísima que ha llenado días y días las columnas de todos los periódicos de Europa, primero con el horrible relato, luego con el espectáculo más consolador de los honores fúnebres, donde se ha probado una vez más la solidaridad europea en las manifestaciones de dolor do todos los países y en los telegramas oficiales al Gobierno francés, respecto á los cuales tuvo honrosa y conmovedora iniciativa el mismo emperador de Alemania. Del Bazar de la Caridad; reducido á cenizas en el infausto anochecer del día i ucden form a r s e clara idea nuestros lectores por la fotografía que encabeza nuestra información. Era una lindísima colección de kioscos ó chalets, reproduciendo un barrio mercantil de la Edad Media, con su arquitectura especial j s u s mues- tras llamativas. Telones pintaI dos en el fondo contribuían á la ilusión óptica do esta reproducción medioeval donde la fuerza del contraste bacía resaltar de un modo elegante y originalísimo los trajes de última novedad y los tocados de las seño ras que asistían á la fiesta. La segunda de nuestras fotografías refiérese á uno de los episodios más conmovedores del incendio. Un centenar de individuos logró romper las tablas del tabi (jue que separaba la barraca de un patinillo y se lanzaron á éste, cuyos muros son lisos é imposibles de escalar. Sólo daba á él el respiradero de un sótano. Cuando notaron esto los fugitivos ya el fuego caldeaba sus espaldas y V l i t t i A V HJI- 1,0 S COCINEROS D E LA FONDA DU P A L A I S de chispas. Los gritos y lamentos de aquellas personas llamaron la atención de los cocineros