Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-ssíjf -rrT FRj ftj. A Ti l AL SANTO! ¿Va listé al Santo, vida mía? -Hí, señor. -I Cuánto me alegro! ¿Y va usté sólita? -Sola. ¿De veras? ¡Sí! ¡No lo croo! -Pues hijo, paciencia. ¡Claro! Oiga usté, cacho de cielo; ¿es usté gata? -Y ustez, ¿es íiscal? -Soy carpintero, para servir á ustez. ¡Gracias! Pacce ustez un chisme de esos que hablan solos. ¡Qué guasonal- ¿Quiero usté rizarme el pelo? ¿lis timo? ¡lis lumbre! -Cariño, no hay que eufadai se pa e o. ¿Enfadarme yo? ¡tampoco! ¡Así me gusta á mí! -Bueno; ¿tiene irstez cuerda pa rato? ¡Sí! -Pues mire iislez, lo siento. ¿Por qué? -Porque so resiente el auditorio. -No entiendo. ¡Que tengo d a ñ a d o el tímpano! ¿Va ustez i a sorda, lucero? -A oy pa ¿quiero ustez dejarme en paz? -IMive ustez, no puedo. ¿Es cortedaz? es timidez de los nervios. ¡Yo le conozco á ustez mucho, y de dónde no recuerdo; ¿es ustez de Gilipili do Abajo? -Yo soy gallego. ¡Quiá! ¡De la propia Galicia! ¡Guasón! ¡Hermosa! ¡Qué miedo! -Aquí, p. ira entre nosotros: i tiene ustez dos ojos negros que quitan el hipo! -Entonces, le guardaré á usté el secreto. ¿A dónde? ¡E n u n rinconcito! ¡Vaya! basta de rodeos, y escuche ustez dos palabras na más, ¡tocino de cielo! El día quince de Mayo del año mil ochocientos V. f r. i. tf. seti ula y c ¡n -o, mi madi c, Felisa líodríguez Prieto, (lió á luz un robusto niño en la calle de Toledo, número cincuenta y cuati O. ¡Ole ya lo madrileño! -Eso niño es menda. ¡Ole! -Y ese menda os esto cuerpo, que la va á comprar á ustez un pito del Santo. ¡Menos! -Y la invito á usté al columpio del Tío Vivo. ¡Me marco! Y bailo con usté un schotis, que ni Tersícorc. -Eso os ponerse en razón. ¡Gloria! ¡pirámide del desierto! ¡tuhpáu! j bendito sean sus abuelitos paternos! ¿Y qué más? -Nada más, ¡chata! que ya me tiene ustez hecho un bizcoclio de canela. -i A y, hijo! en cuanto lleguemos al Santo, voy á invitarle á usté á tomar u n refresco de agua milagrosa. ¡Gracias! -Jiabla ustez más que un ropero en d í a do liesta. ¡Ay! ¡Si la estoy á ustez queriendo! ¡querubín! ¡Menos pescao! ¿Va usté á bailar? -i Ya lo creo! ¿Con mi persona? ¡Clarito! -Diga ustez, ¿es verdá eso? ¡Chipén que sí! ¿De veritas? -i ¡Como lo digo! ¡L. uero! Así permítalo Dios se encuentre ustez un prospezto de mil pesetas. ¿Pa qué? ¡Pa dármelo á mí! ¡Te veo! ¡Gato! ¡Gata! ¡Chulo- ¡Chula ¡Madrileña! ¡Madrileño! ANTONIO DIBUJO BE HUERTAS CASEBO