Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TRASLACIÓN DEL CADÁVER DEL PRIMER DUQUE DE LA T O R E E M El viernes 23 del pasado, y con los honores militares debidos al general ilustre cuya historia va tan íntimamente unida á la historia contemporánea de la nación española, tuvo lugar en esta corte la solemne traslación del cadáver de D. Francisco Serrano y Domínguez, primer duque de la Torre, desde el cementerio de San S e t a s tián, donde descansaba, hasta la iglesia de los Jerónimos, donde la familia del Duque ha levantado para él un suntuoso y artístico mausoleo. Al evocar de nuevo en ese día la perduiable memoria del gran patriota, del caudillo heroico y del prestigioso sucesor de Espartero y O Donell en la reivindicación de las libertades l atrias, toda la prensa española, y señaladamente la prensa liberal, dedicó al recuerdo del ejemplar patricio las frases do admiración y gratitud, bien merecidas por los actos de una vida de todo en todo dedicada al bien del país y al engrandecimiento de la patria. Si frente al enemigo fué el general Serrano una de las primeras figuras de la España militar moderna, ya en las alturas del Poder y frente á los gravísimos problemas que por entonces cerraban el horizonte español no mostró el animoso duque de la Torre menos fortaleza y valentía que al combatir á los enemigos armados de la dinastía y de la liboitad. Sobrado conocida es la liistoria política y militar del Duque; estrecho el hueco de esta plana; mil veces repetidas en estos días las cien curiosas anécdotas de su vida en el campamento y en el ministerio; evitaremos, por lo tanto, que la pluma corra tanto como quisiera en elogio del ilustre patricio, y habremos de limitarnos á recordar la ceremonia Fotog. Edg. Bcocis de la traslación do su cadáver, á la cual se refiere la instantánea fotográfica que aparece bajo estas líneas, A las tres y media de la tarde fué sacado el cadáver del cementerio en hombros de cuatro gastadores, depositado después en un armón de artillería, y precedido y seguido por las fuerzas TM T, r 1 flf militares correspondientes penetró poco después en el atrio de los Jerónimos, siendo colocado el féretro sobre un túmulo. Rezado un responso ante él, fueron trasladados los restos del duque de la Torre á la capilla donde han de descansar para siempre.