Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í -SSí? Sílí- v -ve. VISTA DBL P Í R E O rabies Penélopes, alegres Yrinoulas, seductoras Cleopatras, admirables Kathinas, de belleza original, todas con mucha luz en su movible imaginación y con muclio fuego en su penetrante mirada. El traje de los griegos de hoy está tomado del de los montañeses de Albania: gorro encai- nado con un ligero pliegue y una borla de lana azul que cae sobre la oreja; chaleco estrecho, que aprisiona el cuerpo como un corpino de avispa; chaquetilla corta con mangas llotantes, y la famosa lístewe íí blanca, que baja hasta la rodilla como Ese pueblo debe todo cuanto es hoy á su inquebrantable tenacidad y á su ejemplar heroísmo. Cuando lanzó el grito de independencia, nadie lo tomó en serio. F u é necesaria su victoria en Valtetzi para que el mundo se enterase de que Grecia resucitaba. Pot; o después Colocotronis se apoderó de Tripolitza, y Europa sintió cierta inquietud temiendo que se turbara la paz del Continente. IJOS austriacios proveían de armas y numiciones á los turcos; el loi- d- comisario de las siete islas Jónicas perseguía á cuantos allí simpatizaban con los helenos. Estos no PALACIO KEAL DE ATESAS una falda, después de dar á la cintura varias vueltas. La fustanela cambia mucho, s c g j n la moda; en tiempo del rey Otlión usábase muy pesada y muy larga; hoy es corta y ligera. La forma y las dimensiones del chaleco no varían nunca. Son también una nota característica los tsarouks, zapatos rojos sin tacones, acabados en punta, que usan los griegos. tenían de su parte más que á los poetas: á Byron y á Víctor Hugo Pero al tener á los poetas tenían también consigo los corazones y las almas de cuantos aman y esperan, para quienes siempre, al fin y al cabo, es la victoria definitiva. EEXJÍSXO G A R C Í A LADEVESE