Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AL MAESTRO PINI CABTA- DUSAPfO La espada española sí que es noble como ella sola; pero no nos sirve aquí, pues siendo espada española, la ventaja está por mí. Para un lance de importancia! a espada francesa no es, y no me pongo á distancia, pues confieso mi ignorancia: no traduzco del francés. El sable es arma que humilla en la coronada villa. Ya de frente ó de rechazo, ¿quién no recibió un saUazo en la calle de Sevilla? Nada; queda convenido que á espada, sable ó florete el lance está prohibido. Con la pistola se mete, sin querer, mucho ruido. Con armas no arreglaremos el desafío jamás. ¿Quiere usted que nos juntemos en Fornos y que almorcemos, á ver quién almuerza más? De este modo, la cuestión la dirime un atracón. Que el honor se satisfaga comiendo hasta el reventón, y aquel que reviente, paga. A sus padrinos espero; escójalos con gran tino. Yo, para el almuerzo ñero, no llevo más que un padrino: el maestro Caballero. Queda el lance concertado. Con tenedor no me toca I Y después que haya pagado, ya no le tendré en la loca del estómago sentaÁo, JOSÉ J A C K S O N VEYÁÍÍ Con su fama universal de maestro sin rival, aquí no la echa de majo. Yo tampoco tengo igual en Carabanchel de Abajo. ¿Que siempre que se batió á sus contrarios venció? I Pues ya es hora de que entienda que aquí, para guapo, menda, y para ríñones yo I Si usted es un maestrazo, con la fuerza le rechazo y le venzo y le domino, porque tengo cada brazo como la copa de un pino. ¿Que con quien quiso luchó y á quien quiso desarmó? IA tres ó cuatro infelices! I No sabe usted quién soy yo si se me hinchan las narices I Sin miedo de ser tocado desafiarle me toca, porque estoy ya muy cargado, y tengo un Finí en la boca del estómago sentado. Yo de las armas me río porque me sobra el valor, y con mi firma le envío esta, carta- desafío por el correo interior. Esa superioridad que siembra sustos y alarmas ofende mi dignidad. Yo tiro todas las armas: 1 todas, sin dificultad! Habiendo delante gente el más cobarde es valiente, y á los padrinos no apelo: concertaremos el duelo nosotros directamente, P I H I FAMOSO T I R A D O R I T A L I A N O Fotog. Calvet y Simón La navaja aquí no encaja: es el arma del granuja, que la esconde entre la faja. ¡El florete es una aguja peor aún que la navaja! CASTELAR EN SEVILLA Entre los muchos huéspedes ilustres que ha albergado este año la hermosa capital andaluza con motivo de las fiestas y ferias de primavera, cuéntase el eximio artista y escritor de universal renombre D. Emilio Castelar, á quien algunos de sus muchos amigos de Sevilla obsequiaron con una jira por el Guadalquivir á bordo del vapor Margarita. Los expedicionarios obtuvieron expresamente para BLANCO Y N E G E O varios grupos fotográficos, uno do los cuales es el que publicamos adjunto.