Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i ií I; I i Í i I W ii i h i i v U p i ¿mi 9 m PRIMER DOLOR MARÍA ESCUCHA LA PROFECÍA DE SIMEÓN L devolver Simeón á María el Niño Jesús, súbitamente ilustrado dijo estas memorables palabras: He aquí que éste (Niño) es puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel: y para señal á la que se hará contradicción. Después que el santo anciano Simeón hubo hablado con espíritu profético del Niño Jesús, vuelto á la Madre la dirigió estas desgarradoras palabras: Et tuam ipsius animam gladium períransibit (San Lucas, 11- 35) Esta profecía, hablando propiamente, no debía cumplirse sino en el Calvario, donde el alma de María fué presa de indecibles dolores y sufrió el más cruel de los martirios al ver morir á su Divino Lhjo en la Cruz, sin poder morir con El. Pero ¿no podemos decir que este martirio, por el conocimiento anticipado que tuvo de él, principió desde este día, siendo, por consiguiente, un martirio de 33 años? Martirio único y tanto más meritorio 1