Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
marqués de Santa Ana, en el que llegaron á albergarle í) 00 asilados, y en Julio de 1893 se verificó en el Retiro la memorable Fiesta de la Caridad que aumentó en 70.000 pesetas los fondos de la benéfica Asociación. Poro después cedió á ésta el Gobierno extensos terienoh en la Moncloa paia edificar un Asilo permanente, y en poco más de año y medio llevóse á íehz término una buena parte do la obra, según el piojecto le los aiquitc (tos D. Miguel Mathet y D. Mariano Belmás. De la extensión que estos Asilos ocupan, así orno de su buena d i s t n b u eión interior y vida de los asilados, puede for marse el lector aproxi mada idea por las fotografías que adornan el presente artículo; pero como ampliación ó explicación de aquéllas, diremos que la línea de facbada del Asilo tiene 500 metros de extensión, lín el centro está la puerta principal, por la que se entra á una espaciosa explanada de la que parten calles que conducen á la iglesia, talleres, lcpósitos, baKN 11 HU, V A LOS r o M K l r O K K S ños, escuelas, cocina, comedores, dormitorios, cuartos de aseo, oficinas y demás dcpondonoias. Los edificios de uno de los lados se destinan á mujeres y niñas, y los del opuesto á hombres y niños. También se ha tenido en cuenta la diferencia de edad, colocándose en departamentos separados á los ancianos, á los niños y á las personas que están hacia la mitad de la vida. Los servicios generales de cada pabellón (lavabos, inodoros, retretes, baños, etc. se hallan en el centro do ellos, y en las naves laterales los dormitOT ios, en los que hay dos camas por hueco. También liay un salón central donde los asilados pueden estar los días de frío mientras se ventilan aquéllos. Los pabellones destinados á escuelas tienen un vestíbulo donde pueden jugar los niños á la entrada y á la salida do la escuela; las aulas son espaciosas y bien ventiladas; el comedor, notable por sus dimensiones, altura de techo y otras comodidades. Uispxiestas las cosas de este modo, y alojados los pobres en estancias que en verano reciben los aires del Isorte COMÍDOBES