Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pérez. Sufrió la ñncá, donde el secretario del rey buscaría más de una vez alivio á las pesadumbres de los negocios de Estado que fueron causa de su ruina, la tormentosa suerte que destruyó su grandeza, y la adquirió después D. Gaspar Mercader y Exarch, séptimo barón de Buñol, Maestre de Campo y Baile, general de Valencia, consejero de los reyes D. Felipe II y D. Felipe III. De este magnate, ilustre sucesor de uno de los nueve caballeros conquistadores de Cataluña, la heredó su hijo el primer conde de Cervellón, y comenzó á labrar el palacio que había de ostentar en el escudo de oro los dos lobos rasantes de gules, que es de Osorio; partido de oro después, con la bordadura cargada de ocho cabezas de dragón, que es de Gutiérrez de los Ríos; el escusón de oro con el ciervo de azur, que es Cervellón; como cimera, el murciélago coronado por la diadema imperial; como tenantes, dos Hércules, y como lemas, Fluminum familia gotorum ex sangidnae regum. Faz tu deber, et non temer. Por una que sujeté, imperial la merecí. La casa, como morada de tan altos señores, fué desde luego opulenta, enriqueciéndose y embelleciéndose mucho más después MARQUESA BK P S E I j l i de la boda del padre de la actual duquesa, D. Felipe María Osorio de la Cueva y Cervellón, con la segunda duquesa de Fernán- Núñez. cuyos recuerdos vamos Pero las obras más importantes que se hicieron en la suntuosa y á evocar, porque son aristocrática morada fueron las que inició y indispensables para su dirigió el duque que todos hemos conocido, éxito la tranquilidad y en las que demostró su gusto y su esplenen los espíritus y la didez de Médicis, favoreciendo no poco á los abundancia de dinero, artistas españoles. y sólo pueden celebrarEn este palacio, transformado y embellese en casas como las cido con las riquezas que hoy atesora, se dos mencionadas, que celebraron brillantes reuniones semanales ban unido á sus herecon el modesto título de chocolates, hasta dados prestigios históMADAME STUARS que llegó la espléndida fiesta de que se hace ricos el espíritu momención al principio, y que fué descrita por derno, aceptando todos los progresos, la elegante y discreta pluma del ilustre marcooperando á su desenvolvimiento y qués de Molins, de gloriosa memoria. salvándose con una administración inAsistió al baile teligente y previsora de la ruina que S. M. la reina dohan sufrido otras que fueron tan ilusña Isabel II en tres y poderosas como ellas en lo patraje de sado. con una m i t r a cuajada de pieEl día 14 de Octubre de 1852 se celed r a s preciosas, braron en Madrid con gran solemnidad falda de jacinto las bodas de D. Manuel Pascual Falcó y regio manto, MAEQUESA DE MANZANEDO f 1 de Adda, marqués de Almonacir, hijo arrastrado con la segundo de los marqueses de Castel- Rodrigo, príncipe Pío de Samajestad que era, boya, con la Excma. Sra. Doña María del Pilar Loreto Osorio Guy es todavía, uno tiérrez de los Eíos, tercera duquesa de Fernán- Núñez, quinta dude los rasgos disquesa del Arco, séptima duquesa de Montellano, octava condesa de Cervellón, tres veces Grande de España de primera clase, é hija única del séptimo conde de Cervellón y de la segunda duquesa de Femán- Núfiez. Este matrimonio formado por el amor, y que unía á dos familias ilustres de la aristocracia española, creó una casa que ha sido importantísima bajo el punto de vista social y que ha dado gran esplendor á la Grandeza española de nuestros días: la casa de los duques de Fernán- Núñez, que fué el título que adoptaron los nuevos esposos. DUQUESA D E LECEEA El Duque, dotado de una gran inteligencia, con las aficiones y ios refinamientos de artista que había adquirido en la patria de su madre, en la encantadora Italia, que meció también su cuna; con gustos de gran señor y un amor á España que demostró en todas las ocasiones de su vida, y que ban proporcionado á la nación bienandanzas como las del tratado de comercio que firmó siendo embajador nuestro en Francia, procuró desde el primer momento de su feliz unión ocupar dignamente el rango que le correspondía. La Duquesa, noble, inteligente y dotada de todas las cualidades propias de la gran dama española, secundó los planes de su esposo, ayudándole poderosamente en la obra que ha añadido tanto prestigio á los que había heredado su ilustre casa. Ocuparon los duques de Fernán- Núñez él palacio Cervellón, casa solariega de la duquesa, situada en la calle de Santa Isabel, y que tiene la siguiente historia: En lo que era arrabal en tiempo de Felipe n poseía una huerta de recreo el favorito Antonio MARQUESA DE AGKEI. A