Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS EESTOS DEL SER HUMANO L volver á España traigo multitud de apuntes y notas, tomadas en el extranjero sobre usos y costumbres, y la cantidad de datos es tal, que una inmensa caja de madera no basta á contener tanto papelote. Me interesaron siempre más las costumbres y las personas que los países que recorría. Acaso he aprendido que la humanidad es la misma en todas partes: más pobre ó más rica, más ilustrada ó más ignorante, pero siempre con sus mismos vicios, extravagancias, ambiciones y pequeneces. El afán de ganar dinero es cosa corriente en Europa, menos en Italia, en Rusia y en España, cuyos habitantes somos, naturalmente, perezosos y alegres, devotos y desinteresados, sentimentales y pobres. En los demás países la lacha por la vida es más dura, y el deseo de hacer negocio, mayor. Pero como los yankées, esos medio locos, atacados todos de la manía de enriquecerse, no hay ningunos. ¿Qué dirá el humilde lector de un rincón de provincia, qué explota una gran casa de Nueva York, de aquel país en el que nos llaman á nosotros sanguinarios y feroces? Ya le apuesto yo al más listo todo lo que quiera á que no lo acierta. La casa ó agencia á que me refiero vende y exporta cadáveres y esqueletos á precios convencionales. ¡Y quiere hacer concurrencia á los franceses! Sus beneficios, segiin el último balance, se calculan en ochenta á cien mil duros por año. ¿Pero á quién venden esos cadáveres? me preguntará el curioso lector. -Pues á los médicos y anatomistas de todos los países. ¡Ay 1 Aquí vendrían bien reflexiones que de seguro el director de este periódico no me dejaría hacer, porque cuando las hago resulto archisocialista y enemigo de todo el que nace y muere rico; y sin embargo, no soy otra cosa que un hombre sensible á la eterna condición de los desgraciados Pero ello es que este tráfico de cadáveres, de calaveras, de costillas y de rótulas no se puede hacer sino adquiriendo, combando los muertos de los hospitales. Be donde resulta que, al que es po-