Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA LU 5 TRADJ ANü VU M A D R I B 20 DK FEBKERO D I 1897 NUM. 303 INSTANTÁNEAS n L A VIA APPIA E í í KOMA Contemplar á la luz de la luna las ruinas del Goloseo, bajar á las catacumbas y recorrer un trozo de la famosa Vía Appia, son tres operaciones de ritual para todo viajero que, abandonándose á los ciceroni, visita á Koma por primera vez. Do suerte que siempre hay turistas y curiosos, guías y viajeros en este famosísimo camino militar, que data de 200 años antes de Jesucristo, y que cruzando la hermosa campiña romana atravesaba én otro tiempo la Italia entera hasta morir en Brin disi. A uno y otro lado del camino, hasta algunos kilómetros do la capital, aparecen vestigios de ruinosas tumbas, por haber sido la Vía Appia el cementerio favorito de los antiguos romanos. Gustaban éstos poco de la calma silenciosa de los campos y preferían para sus sepulturas las grandes arterias de la actividad humana, donde sus restos mortales pudieran revivir en la memoria del transeúnte. Los muertos de la Boma pagana buscaban su descanso en medio del ruido mundanal de la gran ciudad, mientras los muertos de la Boma cristiana iban á buscarlo á los obscuros y misteriosos subterráneos de las catacumbas. El paralelo entre éstas y la Vía Appia, como lugares ambos de sepultura, podría dar lugar á muy hondas consideraciones.