Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-Diga usté, siñó dotor, ¿cuánto me costaría embalsamar á mi mujer? -Muelle dinero. -Y diga usté: ¿no la podríamos salar? -Pe moo y manera, siñor Colipe, que el que haiga de casarse con su chica de usté hay tener lo menos, lo menos- -Doscientas onzas. -I Kediez I I Qué preporeión me pierdo por no tener más que dos ríales l -Yo lo que te igo es que el médico que tenemos ahura es pero muy burro. -Pus yo lo que te digo es que él vesitó á mi suegra cuando se murió. Conque I algo entenderá I Luego te diré cuáles son tus obligaciones; por de pronto, limpia esas botas. -Y usté, ¿qué va á hacer entretanto? -Bueno; y tú, ¿qué vas á alegar? -Que no rae gusta el rancho. -iComo si no I Te pondrán pucherico aparte.