Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t 0 U co fe REVISTA ANO v i l -IL U 5 T R A D A 7 1897 M A D K I D 13 DB DH NUM. 302 INSTANTÁNEAS L A P L A Z A DE IL DUOMO BN MILÁN Cuantos han leído el famoso Viaje á Ñápales de D. Pedro Antonio de Alarcón recordarán sin duda las hermosas frases con que el preclaro autor de M sombrero de tres picos pinta su asombro al desembocar, siguiendo uno de los corsos de Milán, en la anchurosa plaza de II Duomo, prez y gloria de la capital de Lombardía. i7 Z í oOTo, ó sea la catedral de Milán, álzase en medio de la extensa plaza, que es para la ciudad foco de vida, así como el mismo Milán es foco de vida también para toda la región por estar situado en el centro de las principales vías que cruzan los Alpes. Jamás cesa el movimiento de personas y carruajes en esa plaza, porque aun suponiendo á Milán ciudad callada y muerta, y nada más lejos de la realidad que este supuesto, bastarían á dar movimiento y sello especial á esta plaza la infinidad de artistas, viajeros y curiosos que de todo el mundo culto acuden en todas las épocas del año á contemplar la inmensa maravilla de aquella catedral, que comenzó hace quinientos años G- aleazzo Visconti y que aún no está definitivamente terminada, como ocurre con casi todas las grandiosas obras arquitectónicas de esas edades.