Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS HÉROES DE CASCORRO T) FRANCISCO NEILA Y CXEIA Capitán de Infantería, jefe le la escasa guarnición del poblado de Cascorro en el Caraagüey. Todos nuestros lectores recordarán aquel formidable asedio de diecisiete dias durante el cual se hicieron famosos los soldados que á las órdenes del capitán Neila supieron resistir á los tres mil hombres, que mandaba en p e r s o n a Máximo Gómez. D. CÁELOS PEEIER Primer teniente, ascendido at empleo inmediato por su heroico comportamiento durante el sitio. Cuando más apretado estaba el cerco y los rebeldes hacían mucho daño al poblado desde una casa próxima que acababan de tomar, el teniente Perier al frente de veinte hombres salió de uno de los fuertes é Incendió la casa, desalojando de elia al enemigo. D. LUIS GAKCIA MUÑOZ Segundo teniente de Infantería, ascendido ai empleo inmediato por su bravui a y resistencia anee los repetidos ataques de los mámbises. El teniente García Iuñoz era comandante del fuerte García, de Cascorro, y lo defendió heroicamente, resistiendo el incesante fuego de cañón y de fusilería que hacían los insurrectos. CARLOS CLEMENT Uno de los heroicos soldados que mandaba el capitán Neila. Una de las granadas disparadas por los rebeldes hirió en la cabeza á un soldado, que enloqueciendo instantáneamente, impedía con sus actos la defensa ordenada del caserío. El soldado Carlos Clement fué quien, echando sobre sus hombros al soldado herido y loco, lo llevó á lugar seguro bajo el fuego mortífero de los rebeldes. TENIENTE EODEIGUEZ Era jefe del destacamento que guarnecía uno de los fuertes de Cascorro, y resistió el asedio hasta que el general Jiménez Castellanos logró levantar el cerco. El teniente Rodríguez, ya ascendido á capitán, siguió guarneciendo dicho fuerte, y resistió también el- segundo sitio de Cascorro. Recientemente ha sido desguarnecido éste famoso poblado, en vista de la escasa utilidad que su ocupación militar podía prestar á la campaña. ELOY GONZALO GAECIA Es sin duda alguna el soldado que más populai- idad ha logrado alcanzar en la guerra presente, y en él se compendian la heroicidad y la bravura de los defensores de Cascorro. Prestóse voluntariamente á romper el cerco incendiando una casa ocupada por el enemigo, y como creyese segura su muerte, mandó le atasen una cuerda para que tirando de ella sus compañeros impidieran que el enemigo profanase el cadáver. Fotografías A, Naranjo