Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DRÓÍÍ Bien merecen la a tención, y hasta im estudio especial por lo curiosos que son, tos contrastes del padrón del padrón municipal. ni Jamás se cierra mi puerta (afirma doña Mamerta) Luz Sierra y Paco Aranaz se unieron en matrimcnio; él tiene un genio incapaz, y ella un genio del demonio. Cuando se hablan ó se miran y el uno 4 reñir empieza, contesta el otro, y se tiran los trastos á la cabeza. pues toda persona honrada hallará mi puerta abierta. ¡Y vive en PUERTA CERRADA Para su felicidad, á los dos les han tocado mil duros en el pasado sorteo deJSTavidad. Mientras quede una peseta, nadie allí miserias pasa ¡Hay que ver aquella casa, siempre en orgía completa I Q, ié juergas! ¡Qué comilonas I 1 Qué algazara! I Qué alegría I I Comen allí cada día lo menos treinta personas! I Contentos y divertidos, VII Hermosilla, veintitrés triplicado, piso b. ijo, vive doña Cleta, que es por lo fea un espantajo. IV Depende de todos el pobre Canuto; depende del suegro, que es hombre muy bruto. Si va á la oficina, depende del jefe, que trata á Canuto como á un mequetrefe. I Es horrible doña Cleta I Y no ve la pobrecilla que se llama en su tarjeta; Cleta Pérez, HSRMOSILLA. nmguno pesares siente, y viven alegremente en la PLAZA D E ATUGIDOS 1 vm Tiene en sus quejas razón sobrada don Saturnino Pérez Keguera. Creyó á su esposa mujer honrada, y ha resultado que no lo era. Tenía el pobre sus ahorrillos; pero es tan bueno, tan inocente, que unos vecinos I valientes pillos! se lo timaron tranquilamente. Y así la vida se pasa en un batallar eterno, y, lector, aquella casa ya no es casa, l es un infierno 1 Y de esto modo, Luz Sierra y su marido Aranaz viven en constante guerra i e n l a C A L L E DK LA PAZ I VI Con unos tres mil duros de renta, sin apuros vivía en esta corte mi amigo Nicanor. Le aconsejó un tunante; metióse á comerciante, y en tres ó cuatro meses aquello fué un horror. Sin esperanza alguna, perdida la fortuna, Su esposa le manda con muy malos modos. I De todos depende I i Depende de todos! El pobre lo sufre con santa paciencia. 1 Y vive en la PLAZA DE L A IKDEPaNDEKCIA! n Don Pío, un pobre señor á quien todos quieren mucho porque es muy trabajador, tomó hace tiempo un cuartucho que es piso quinto exterior. Por los vientos azotado está aquel cuartito helado, y así el infeliz don Pío se está muriendo de frío en la CALLK D S L TOSTADO. Viven con doña Eamona Eodríguez, viuda de Herrera, pensionista y pupilera, ó si se quiere patrona, Estanislao y liamón, dos estudiantes tunantes, aunque son, como estudiantes, modelo de aplicación. Estando anoche preocupado con el recuerdo de su señora, hubo un incendio, y el desgraciado quedó sin. muebles en media hora. Era empleado; perdió el destino... Con él cometen mil injusticias Y vive el pobre don Saturnino desesperado y triste buscó la soledad. y en ruina tan completa, con la última peseta, I se fué á vivir al BARRIO DU L A P R O S P E R I D A D I 1 en el PASBO DE LAS D ELIGÍA S I