Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-Bola, Andrés. -Hola, Gaspar. ¿Tú en el paeblo? Te creía ¿En dónde? -En la romería del Cristo del Castaüar. ¡A mi edadl- -Quita, ¡por Dios! ¡A tu edadl Según mi cuenta, tíi tendrás unos sesenta... -Tengo ya sesenta y dos. -No es nada. ¡Qué atrocidad! -Eres casi iin mozalbete. Tengo yo setenta y siete, y no me asusta la edad. Y si á la fiesta no voy, no es por falta de deseo. i no valen el paseo estas fiestas que hacen hoy! jCuando me acuerdo, Gaspar, de aquellas fiestas que había antaño, en el santo día del Cristo del Castañar! ¡Aquéllo si que era hermoso! Pero hoy ¡si todo ha cambiado! Un pueblo tan animado se ha vuelto de lo más soso ¿Te acuerdas de aquellos días cuando éramos chicos? Di. Aquéllas, aquéllas sí qne eran buenas romerías! jSi aún parece que las veo con los ojos de la cara! ¡Qué alegría! ¡Qné algazara! Qué incesante bailoteo! jQué cantar y qué correr! jY qué meriendas aquéllas! Y qué descorchar botellas! IY qné modo de beber! Eecnerdo una romería en qtre bailé tantos ratos, qne hice cisco unos zapatos que estrené aqnel mismo día. ¡Qué romerías! Bobada! jAquéllo era animacióoL N Estes de ahora no son 5 romerías, ni son nada. El afio pasado fui porque se empelló Matea, y tú no tienes idea de lo que yo me aburrí. No son los nuestros. ¡Tontuna! Esta gente es diferente. Macho ruido y mucha gente, ¿pero animación? ¡Ninguna! -Aguarda. ¿Quién es aquél que viene bada acá corriendo? ¿Cuál? ¿Aquél? ¿No lo estás viendo? Pues 8i es mi nieto. Es Manuel Estaba en la romería, pero ¡es clarot se ha cansado, y vuelve el pobre ó mi lado para hacerme compañía. ¡Abuelo! ¡Señor Gaspar! Chiquillo, ¿cómo tan pronto? -Pues porque el chico no es tonto. ¡Se aburrió en el Castañar! ¡Qniál ¡No es eso! ¿Qué ha de ser? ¿Yo aburrirme? ¡Bueno fuera! He venido á la carrera porque tengo qne volver. ¿Volver dices? Si, señor. I Pues si hay allí una alegría! ¡Abuelo, qué romerial ¡Nunca la ha habido mejorl Hay allí cada mujer qne parte los corazones. ¡Qué bailes y qué canciones! 1 ¡Y qué modo de comerl ¡Pues digo, y a que he bebidot ¡Si creo que estoy borrachol. -Pero entonces, di, muohacbOi ¿á qué diablos has venid j? -Me va usted á regafiar. Vengo á cambiarme las botas. ¿Pues qué tienen? -Que están rotas. ¿De qné? -De tanto bailar. Conque abur. Hasta más tarde. Adiós, abuelo... ¡Qué risal Voy á caBá. Tengo prisa... Si es que tardo, no me aguarde... ¡Háse visto el monigotel- -El chasco ba sido completo -Eso prueba que mi nifeto es tonto de capirote. ¡Decir qne esa romeríat. Ese chico es inocente. Har dicho perfectamente. ¡Pnes es una tonteríal- -Podrá ser on desengaño, pero ¡ay, Andrés! viendo estoy qqe son estas fiestas de hoy lo mismo qne las de antaño. Todo es igual. Ya lo res. Nada cambia. Bstá probado. ¡Lo único que aquí ha cambiólo somos nosotros, Andrés! VITAL AZA