Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA VOZ DEL PATRIOTISMO A, Esquivando el mandato que le ordenaba que á defender su patria fuese á la guerra, por librarse del riesgo que le amagaba tomó Juan el camino de extraña tierra. A Méjico y La Plata con Juan partían otros, como él, imberbes y desertores, y que al zarpar la nave se estremecían más de remordimientos que de temores. Todos sobre cubierta y hacia la orilla miraban que la tierra se iba alejando, mientras que de la nave la férrea quilla del mar las altas olas iba surcando. V- Acaso contemplaban por vez postrera aquella tierra, tumba de sus mayores, y las casitas blancas de la ribera, que tal vez eran nidos de sus amores. Hacia el terruño patrio con las miradas sus amantes deseos se les volvían, y quizás envidiaban las oleadas que en pos de aquellas playas se dirigían. Y cuando la distancia nubló el encanto y las amadas formas de aquel paraje, sintieron de sus ojos brotar el llanto, que aumentó la amargura del oleaje.