Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Guerra de Cuba Los trabajos en la trocha de Júcaro á Morón Para los veteranos de la otra guerra, y para los que aun no habiendo asistido á ella recuerdan las batallas y los episodins, las victorias y los desastres de aquella insurrección que empezó el 68 con el llamado grito de Yara y terminó diez años después con la paz del Zanjón, la trocha tiene infinitos y memorables recuerdos. Fué la barrera puesta á loa insurrectos en los límites del DepartamenTREK 1) E TRABAJOS DKSCARKILADO to Oriental para que la insurrección no saliese del terreno donde naciera, es decir, de la hoy provincia de Santiago de Cuba. Sobre la trocha tuvieron lugar muchos y decisivos encuentros, y toda ella estaba regada de sangre española. Durante el período de paz, que ha sido intervalo entre el convenio del Zanjón y el grito de Baire, la trocha de Júcaro, que tanto dinero y tanta sangre sobre todo costó á la patria, fué abandonada casi por completo, como fueron abandonadas y olvidadas otras muchas cosas cuyo cuidado y vigilancia hubieran evitado quizás la guerra presente. Ello es que al iniciarse ésta, los insurrectos de Santiago de Cuba no tuvieron ya que temer aquella barrera formidable, y en poco tiempo se extendieron por toda la Isla del modo que ya conocen nuestros lectores. Poco después los trabajos de la trocha nueva, es decir, la dirigida y mandada por el general Arólas desde el puerto de Mariel á Majana pasando por Artemisa, centro de la flamante línea militar, hicieron que se olvidase más y más la vieja reliquia de la primera guerra. -Hoy que el interés público ha dejado ya la trocha nueva, cuyos fines podemos considerar cumplidos una vez muerto Maceo y diseminadas las partidas de Pinar del Río, consideramos de interés dedicar unas líneas á) a tro cha de Jácaro á Morón, en cuyo arreglo y perfeccionamiento se encuentran hoy empleados miles de hombres de los enviados por 1 P K K P A K A l í D O E L KANCHO F A B A L A S T U E R Z A S B M F L B A D A S E N E L C H A P E O B D L A M A N I G U A Península. Nada tiene de común esta trocha con la otra, mejor llamada alinea miUtar de Mariel- Majana; ésta es la obra improvisada para la defensa, mientras que la de Júcaro es una obra permanente de ingeniería militar. Mucho dinero cuesta, muchas vidas hemos sacrificado allí, pero todo será poco si con ello se acorta el exterminio de la insurrección y se asegura la paz. Diez mil hombres de los que llegaron á Cuba este otoño fueron destinados inmediatamente á las obras de la trocha de Júcaro. Las treinta y seis compañías nuevas se dividieron en tres tercios al mando de los comandantes D. Ramón