Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La guerra en Filipinas E L X L KNTB DK E S P A Ñ A E N M A K I L A A l ORNADO P A K A L A L L K í i A D A DK LOS K t F U l t R Z O S LAKES Lo que se creyó en un priníJpio audaz y loca algarada fácilmente reprimida con dos mil soldados españoles, se ha visto ya que es vastísima sublevación que exige de la patria nuevos y no cortos sacriflcios. Conforme llegan los correos de Manila, y las noticias del cable toman forma y color ampliadas por los relatos epistolares, vamos comprendiendo cuan serio y grave ha sido el peligro de los elementos españoles. Compréndase, por consiguiente, la inmensa alegría con que serán presenciados en la capital de la isla de Luzón los desembarcos de tropas españolas, ansiosas de entrar en combate y lleno el pecho de amor á la patria. De ahí que las manifestaciones de júbilo en Manila hayan sido tan grandes y entusiastas á la llegada de los batallones de cazadores que con tanta presteza y tan á menudo se envían desde la Península. Al escribir estas lineas tenemos á ¡a vista varias fotografías de los arcos de triunfo elevados en Manila para recibir á los soldados peninsulares, pero elegimos para reproducir, como adorno más bello y original, el del hermoso Fuente de España, sobre el cual cruzan los refuerzos el ríoPasig, pasando entre infinidad de gallardetes y banderolas que, contemplados S distancia, ofrecen el deslumbrador aspecto del cual da idea nuestro grabado. Pero la guerra tiene alegres esperanzas y tiene también tristes recuerdos. El primero de éstos ha de ser para aquéllos que fueran primeras víctimas de la lucha en los últimos y cruentos días de Agosto; á ellos, es decir, á los bravos artilleros muertos en los primeros combates de San Juan del Monte, ha dedicado la Maestranza de Artillería de Manila el sencillo mausoleo que reproducimos adjunto, con tanta mayor satisfacción por nuestra parte, cuanto que al cumplir los deberes que nos impone la información rendimos también este tributo de amor y de piedad á los bravos españoles cuya vida fué él precio de nuestra victoria. MAUSOLEO ES HONOU B E L A S P R I M E R A S V Í C T I M A S DB LA C U B E R A Fotografías de Mencaríni, Boig de Lluis y Balhás