Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Una reunión política De gran trascendencia para el partido liberal, y de sumo interés para la patria son los meeüngs que vienen celebrándose por los comités fasionistas de Madrid al objeto de reorganizar sobre sólidas bases el partido que dirige el BL M E K T I N G L I B E K Á L D E L D I S T R I T O D E B U E S A V I S T A Fotog. 3 r. Sagasta. Y afirmamos que lo mismo el partido que la patria van ganando en estas reuniones, porque sólo con una fuerte organización pueden los pai- tidos gubernamentales ver en estas circunstancias, sin miedos ni desmaj os, ¡a perspectiva del poder, y sólo en sólidas columnas, es decir, en partidos políticos sabia y robustamente organizados, puede encontrar el necesario apoyo en tan críticos momentos la gobernación del Estado. Así lo han comprendido los personajes fusionistas que promueven y fomentan estas reuniones, así lo ha comprendido sobre todo con su alto pensar y su hondo sentir el Sr. Aguilera, principal iniciador de estos trabajos de reorganización del partido. La excepcional modestia del muy popular exgobernador de Madrid no ha de impedirnos que al trazar estas líneas nos detengamos especialmente en su aplauso; al entusiasmo del Sr. Aguilera debe el partido mucha í vitalidad y mucho empuje, así como á sus generosas iniciativas, á su rectitud inflexible, á su tacto y á sus desvelos debe mucha gratitud el pueblo de Madrid, para el cual creó, como eterno recuerdo de su paso por el ministerio de la Gobernación, una de las instituciones benéficas más útiles que existen en la corte: los Asilos de Santa Cristina, á los cuales dedica todo su generoso corazón de buen cristiano. El Sr. Aguilera, como jefe del comité provincial del partido fusionista, ha organizado estos meeüngs que en los comités de distrito vienen celebrándose. El que reproduce nuestra fotografía es el celebrado en la noche del miércoles 9 del corriente por el comité del distrito de Buenavista, y tuvo lugar en el teatro Moderno ante numerosa concurrencia. Antes de constituirse el comité hablaron los Sres. Ariño y conde de Romanones, éste último como individuo de la comisión nominadora. Después de aprobados los nombramientos hicieron uso de la palabra los Sres, llamos Calderón y Capdepón, á los cuales siguió el Sr. Moret, que con su maravillosa palabra hizo la apología de la organización de los partidos. Definió la disciplina con elocuentísimas frases, y al encomiarla en los partidos como en los ejércitos, hizo resaltar las diferencias que existen entre uno y otro caso. Sería un sarcasmo, decía el Sr. Moret, establecer esa igualdad á secas, porque en los partidos, si bien se sufren disgustos y contrariedades, no son éstos nunca comparables con las penalidades, sufrimientos y privaciones que experimenta el soldado, que antes recibió el plomo y ahora el agua, que lleva la fiebre en las venas y que lucha con arrojo y heroísmo extraordinario contra las hordas salvajes que nos disputan la integridad de la patria al otro lado de los mares.