Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO VI M A D K I D 19 DB DE 1896 NÚM 294 MADRID CICLISTA í CAMINO DBL tAKllO Hace poco más de im año me decía una tarde en el Salón Humber el ilustre tchegaray, apoyado en su bicicleta, de la que acababa de apearse: -Desde que he pasado de ciclista teórico á ciclista práctico, soy más entusiasta que antes, y no porque la bicicleta me haya curado el maldito reuma que tenía á modo de inquilino en esta rodilla, sino porque he sentido lo que todos los que empiezan á ser ciclistas y saborean la bicicleta: he sentido la embriaguez de la velocidad. El hombre tiene el instinto de la velocidad; por esto, cuando va en ferrocarril, desea que éste vuele; en coche, quiere que corran más los caballos; cuando se dirige por su propio pie á un lugar determinado, ansia llegar pronto, ¿Es por esto que me decía el insigne autor de Mariana por lo que los madrileños han sido ciclistas? Yo creo que no.