Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ry 7 5 i- n quiera. E s la resurrección de u n a muerte casi segura, considerada como tal por todos los sabios que en el mundo h a n sido antes de que el gran Roux naciera. Y todos los demás, que hasta ayer eran profesores eminentes célebres ya, se colocarán humildemente á las órdenes d e los dos sabios citados, con e s a subordinación q u e impone el que sabe m á s en ciencias ó en artes á los que no viven d e la emulación n i d e la envidia, sino de las grandes y eternas verdades. En política, el que ayer era nuestro portero, puede con audacia y facilidad d e discursear, poca aprensión y ambición desatada, llegar á ser nuestro jefe, t a l vez nues lé rey fué u n soldado afortunado, dice un I de los parlamentos y d e los partidos, muchos necios llegan á todo. Kn la ciencia no h a y moneda falsa, la verdad no es más que una; y cuando aparece un hombre extraordinario no necesita solicitar i A f Q F iC álh poder, los m á s sabios se lo entregan y SBÍT Í. MB ponen á sus órdenes en seguida. Los grabados d e nuestra crónica de hoy representan a l gran Pasteur, á sus discípulos rodeándole en fraternal, ó mejor dicho, en filial compañía; á líoux inoculando al niño moribuiuio vuelto á la vida A fe que estas ilustraciones podemos considerarlas como de las m á s interesantes que hasta ahora h a dado el popular periódico, para el que buscamos conjtantemente novedades como la que h o y honra nuestras columnas. rusKHio LASCO Fotograjian H. Mairet I- L DOCTOK Korx KX -ÍU J. A, HOR. 4. TOKIO CUr: NTOS BATüKliOB, POR GASCÓN 5 Aint Ifí J S 1 te -Aquí cuelgo il íumncio, a que no me vengan con pregunticas. ¿I e onde te lian traío esa doligoncia? -De París. -iPediezl Está mu bien pintada. -1.4 1 aceite! -Eso sí que no pué ser Miá tú, ¡alazaite! iSi allí lo hacen too con mantecal