Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ESPAÑOLA INFANTEmA KM Tarareando unas playeras, con u n puro entre los diente- allá va Frasquito Higueras, la flor de los asistentes y el imán de las niñeras. Salió á misa el coronel, y luego se irá al cuartel; es además un bendito, XvJL X Entre usted (s debe haber alguna de mi li gar- -I Puede I- -Y lo vamos á ver porque yo nací en Yejer á la orillita del mar, y me desteté en Chiclana, donde vive todavía una pobreciti anciana que no está en mi compañía De líeptuno á la Cibeles, (cuántas damas y doiiceUs! y en torno á las Estaciones, I qué de niños con peones, aros, globos y cordeles I Fijando en ellos y en ellas iníradas como centellas, Frasquito entró en el paseo. M, m y aunque se encuentre sin él no importa dice Frasquito. Vistióse su ropa maja, sacó á pulso y con cuidado un tabaco de una caja, y murmurando: soy bajal J, tomó el camino del Prado. Era de líoviembre u n día de esos en que sale el sol tan rico en luz y alegría, que es casi una lotería haber nacido español. y en el corro de doncellas acentuóse el cotorreo. -I Vaya u n soldado marcial! -1 Y es, por la pinta, andaluz I- -I De la tierra de la sal I- Y que por bravo y leallleva sin duda esa cruz I Notó Frasquito el trajín, y con la mano en el ros metióse en el corro al fin, diciendo con retintín; -1 Niñas, á la paz de Dios! porque no le dio la gana; pues como gracia derramo y nunca el dedo me mamo y soy lo que siempre fui, tengo un amo que no es amo, que es u n padre para mí. Y el soldado prosiguió; y á despecho del reló, que daba las doce y media, por hablar Frasquito, habló hasta de la Enciclopedia,