Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los últimos sucesos n Forzoso es confesar que dados los preparativos y anuncios con que se había precedido el comienzo de las operaciones en Pinar del Eío, no tienen éstas hasta ahora la trascendental eficacia que el país había soñado, y en que esperaba con fe ciega después de los elementos acumulados más allá de la trocha y á raíz de un acontecimiento tan sonado como la salida del general Weyler para las operaciones. Tanto se confiaba en éstas y con tal ansiedad se aguardaba una victoria ruidosa por nuestra parte, que la opinión llegó á olvidar completamente las demás provincias de la isla de Cuba, donde, por desgracia, la insurxección alienta acaudillada por importantes cabecillas, entre ellos el generalísimo Máximo Gómez y su alter ego Calixto García. En cuanto á la campaña de Pinar del Eío, no hemos de dejarnos llevar de los pesimismos á que da lugar la actual paralización de las operaciones y los rumores más ó menos exactos que corrieron días ati ás en los centros políticos y en las columnas de algunos diarios. Por el contrario, como no hay otra ni mejor información, hay que fundarse tan sólo en las manifestaciones del general en jefe, quien parece estar satisfecho del curso de la campaña, hasta el punto de considerarla terminada en su primei- a parte. El primer propósito, ó sea el de desalojar á los insurrectos de sus ventajosas posiciones en las Lomas, ya se ha logrado, y si en dicha tarea no ha habido encuentros sangrientos ni batallas campales, es debido al continuo huir del enemigo, que por lo visto no cambia de táctica. Ya que tanto hemos aguardado, no ha de costamos gran trabaT B Í I I E N T E CORONEL A R M i S Á N jo aguardar un poco más á que empiece la segunda fase de la camFotog. Treües paña, pero entretanto reconozcamos que los hechos más importantes y sonados de los últimos días se han llevado á cabo precisamente en las provincias desatendidas por la opinión. A uno de estos encuentros refiérense los dos grabados de esta plana: al combate del río Zaza en Las Villas, sostenido por nuestros soldados contra las huestes del famoso cabecilla Serafín Sánchez, que quedó muerto en la refriega. El día 20 se tuvo noticia en la Habana de esta importante acción. Las tropas que entraron en combate fueron las columnas mandadas por López Amor y por D. Eduardo Armifián, bravo teniente coronel de la Guardia civil, que pelea en Las Villas desde que comenzó la insurrección, y cuyo retrato es el primero que adorna estas líneas informatorias. Estas columnas, al intentar el vadeo del río Zaza, que corre paralelo á la trocha antigua de Jácaro á Morón, se encontraron con las partidas de Serafín Sánchez, Carrillo y Rosas, que mandaban en junto 2.000 rebeldes. Empeñado el combate, se batieron las tropas briosamente durante dos horas, logrando al fin las columnas forzar el paso del río y acampar en las posiciones tomadas. En este brillante encuentro se hicieron al enemigo 60 muertos, que enterró, y muchas bajas de heridos que pudo llevarse. Estas noticias fueron ratificadas al día siguiente por el general Luque, jefe de la zona militar de Sancti- Spíritus, quien confirmó la muerte del cabecilla Serafín Sánchez, encareciendo la excepcional importancia de este hecho, pues el prestigio ae Sánchez como jefe del llamado cuerpo de ejército que operaba á sus órdenes, era el más consolidado entre los insurrectos de Las Villas. Con Serafín Sánchez murió su ayudante el titulado capitán Moles, y quedó herido gravemente el brigadier Carrillo. No puede ser, por consiguiente, más lisonjero para nuestras armas el éxito del combate librado recientemente en el paso del río Zaza. EL CABECILLA SKEArtlí SÁNCHEZ MUrálíTO E N E L COMBATE DEL KÍO ZAZA