Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SALONES DE MADRID xvín LA EMBAJADA DE FRANCIA a A B I Í T E T E CONTIGUO A L SALÓN DK B A I L E Cuando el Gobierno de la vecina República se hallaba representado cerca de la corte de D. Alfonso XII por el distinguido diplomático barón Des Michels, fué adquirido el hermoso hotel del conde de Fuente Nueva de Arenzana para que allí tuviese digna residencia la Embajada de Francia. Trajérónse para decorar el nuevo edificio de la calle de lózaga magníficos tapices de los Gobelinos y de Aubusson, en estos últimos campeando el escudo flordelisado de la Casa de Francia; cuadros y retratos muy notables, bronces y esculturas de famosos artistas, con lo que el alojamiento del embajador francés quedó convertido en suntuosa y artística vivienda; pero ni Mr. Des Michels ni Mr. de Labouíaye abrieron sus salones á la sociedad madrileña, que solamente comenzó á verse allí congregada cuando Mr. Cambon obtuvo lá representación del país vecino. Era este distinguido diplomático aficionado á antigüedades, y de sus viajes por Europa conservaba curiosos objetos, entre ellos telas antiguas muy lindas, -qué tuVieronaplicación en el gran a- alón y en las demás habitaciones del hotel. Con frecuencia agasajaba á la sociedad aristocrática con puntuosos banquetes y animados bailes, y aún recordamos á la distinguida y amable Mme. Cambon, que postrada en una butaca por cruel enfermedad recibía con amable sonrisa los saludos de la sociedad cortesana, retirándose á sus habitaciones particulares apenas cumplidos sus deberes de embajadora, y cuando su fiesta se encontraba en el más brillante apogeo.