Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ROSA APLAUDIDA I- -Diego, ¿qué haces ahí parado, hombre? El estudiante se volvió rápidamente, como el que sale de pronto de u n sueño, y vio ante sus ojos á su camarada de aula, el rubio que se acostumbraba á sentar en el último banco. Todas las noches de primer turno ile ahíi. el escolar á. la misma, bnrít. í ntrí ocí I 1 val laci 1. f no protegiéndola con exqmsito cuidado: era una rosa. La flor se quedaba en el coche, y del vehículo descendían luego r T h? r dBlce criatura en sus dieciséis femeniles primaveras, vestida de blanco; una y otra hacían ade tmtnZrZ 7 TJ T f ó g m t o que seguía oculto á la nifia con ojos desesperados, viéndola desaparecer tras as mamparas del foyer. Luego, los escasos transeúntes que acertaban á atravesar la plaza de Oriente se tropezaban en la sombra con una extraña silueta negra de Joco que hablaba solo y en voz alta y u u El estudiante iba á contestar con acritud para que su amigo le dejara libre, pero éste se adelantó á decirle- ¿Jires aíicionado a la müsica?