Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS ÉXITOS GENTE CONOCIDA Kr, XAS D E I A V I D A M O D K K X A E S C U A T E O A C T O S Y K S P R O S A OEíaiNALKS DE D. JACIXTO BENAVEXTE EHTr, EXAÍ) AS llECIEXTEJIEXTE EX EL TEATRO DE I. A COJÜCDIA ASPECTO DE LA SALA DE LA COMEDIA EN UX DÍA DE MODA ¿Quién es aquel muchacho delgadito, d e barba ruin y de hablar perezoso? pregunté á m i entrañable Gil Parrado una tarde en la Cervecería SuÍ 7, a, donde nos reunimos para hablar d e lo que no nos importa las más de las veces. ¿Aquél? Jacinto Benavente. E s u n chico que vale mucho. -Y efectivamente, asi debía ser, porque en aquella reunión, á la que concurren desde Selles hasta la última letra del alfabeto, no se oía otra cosa: ¡Muy bien, Benavente! ¡Bravo, Benaventel ¡Cosas de Benavente! Y yo sin saber quién era Benavente. Mi simpatía y m i curiosidad me condujeron á una presentación, y efectivamente, á los pocos días de charla de caté y de viajes por el mundo literario era yo el que le decía á Gil Parrado; ¿Sabes que Benavente vale macho? Vino á robustecer mi opinión la lectura de dos obras suyas: El teatro fantástico y Cartas de mujeres, que acreditan un exquisito espíritu. Benavente es u n atinadísimo observador que ve bien, y lo que ve lo reproduce con la fidelidad y la justeza de un cliché fotográfico. Gente conocida no es más que eso. Una fotografía á través d e loa cuerpos opacos d e mucha gente que anda por ahí; documentos humanos, que diría Frontaura, que al fin logró poner el cascabel al Gobierno.