Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SILUETAS POLÍTICAS EL Los dos con rostro severo, claro indicio y testimonio que están de humor pendenciero, hablan el cansado Antonio y el ilustre financiero. -1 Por Dios! ¡Abandone ya ese negro pesimismo! El empréstito se hará. -Siempre dice usted lo mismo. ¡Claro! Y usté lo verá. Si una crisis no me ataja, tengo un plan vasto y profundo y en resultados fecundo que ha de llenar nuestra caja con oro de todo el mundo. Mi práctica financiera y mi amor á la cartera á este asunto los consagro. I V onceré! ¿De qué manera piensas hacer el milagro? ¿Cómo? Realizando el sueño que de mi ser se hizo dueño con tenacidad extraña. ¡Poder envolver á Esp. -fña en papeletas de empeño! Como moscas á la miel, yo haré que vengan aquí presurosos y en tropel, no la tribu de Leví, I todo el pueblo de Israel I Si en místicos desvarios dicen que cometo yerros por tratar con los impíos, no me importa. ¡Que haiga perros, sean cristianos ó judíos! -Y tras de tanto empeñar, después de esa operación que vamos á realizar, ¿dónde iremos á parar? ¡Al abismo, ó al montón! Pero tendremos dinero; ya los reyes de la Banca y el capital extranjero con mano pródiga y franca me dan más oro que quiero. -j Tal confianza me das, que por misterioso efluvio hierve mi sangre algo más! Pero ¿y luego? di- -Detrás de nosotros, el Diluvio. EMPRÉSTITO ¡Qué horror! -No tenga usté miedo que las rentas se consuman; y aunque esto ocurra, no cedo. Si nuestros nietos no fuman. -i Jesús 1 Ni pensarlo quiero. -Hay que luchar decididos. La cosa aprieta. -Sí; pero ¿qué nos va á quedar, chufero? ya se chuparán el dedo. -I Ay! i Nos vamos á quedar hasta sin sal I- -1 Que si quieres! ¿Quién la sal ha de agotar? ¡Así pudiera empeñar la sal de nuestras miijeres! -I Ni cerilla en los oídos! ¡Hazlo, y partamos la gloria de nuestras mutuas acciones! Al hablar de estos millones, ¡buenos nos pondrá la Historia, buenos! ¡Déla usté expresiones! E. NAVA. REO GONZALVO DISUJO DE MBCACHIS