Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTUALIDADES V -Al VI La guerra en Cuba Aparte de los combates y reñidos encuentros últimamente librados en los maniguales de Cuba entre los tenaces mambises y núes tros heroicos soldados, la opinión se ha Ajado con supremo y natural interés en la brillante campaña emprendida por el gobernador civil de la Habana y policía á sus órdenes, con objeto de sorpreniler los centros laborantes que desde la misma capital de la Isla fomentaban y protegían la insurrección. Tanto la susodicha autoridad civil, D. José Porráa, como el comandante La Barrera, delegado especial, no se han dado punto de reposo hasta detener á los principales miembros de la Delegación central de la Isla que tiene en la Habana la Junta revolucionaria, y en la cual figuraban el catedrático y notable abogado Sr. González Lanuza, el delegado Alfredo Zayas, hermano del cabecilla de este nombre, el tesorero Enrique Lana, corredor del comercio de azúcares, y el secretario de la Delegación, Hernández, conocido abogado. Todos ellos han sido detenidos y sumariados, y algunos van camino de la deportación hacia las posesiones españolas del golfo de Guinea. En los primeros momentos fué detenido también Huber Blac, director del Conservatorio, y otras personas afectas á la Delegación insurrecta. En el registro practicado en el local que ocupaba la Junta se recogió mucha correspondencia de los centros filibusteros de Nueva York y el sello de la Delegación central de la Habana. Más tarde, y por orden del Sr. Porrúa, fué expulsaD J 0 S 35 PORKÚA da de la Isla una dama llaGOBERJíADOE CITII, DE LA HABANA mada doña Aurelia CastiFotog. Otero y Colominas lla, de la buena sociedad de- la Habana. El motivo de esta medida fué que dicha señora envió una tarjeta á Zayas dándole el pésame por la muerte de su hermano el famoso cabecilla, y dicióndole: Su nombre glorioso, vivirá bendecido mientras Cuba exista. El Sr. Porrúa propuso al capitán general la expulsión, para enseñar que no se puede impunemente llamar héroes á los criminales. Entre otros hechos meritorios realizados por la policí? de la Habana, conviene también citar el siguiente: Fuerzas del cuerpo de Urden público, teniendo noticia de que en determinado punto de las afueras de la Habana se estaba organizando una partida, se emboscaron convenientemente. Al salir los filibusteros, los guardias hicieron fuego, matando á tres. En la refriega resultó herido el sargento que mandaba la fuerza. A nadie se oculta la importancia de éstos y otros servicios prestados por la inteligente y activísima policía de la Habana. Mientras los insurrectos tengan el apoyo material de los yankées; mientras puedan contar en la misma Haba C O l I A N D A I f T E LA ISAKKERA DELEGADO ESPECIAL na coii auxiliares poderosos, con dinero abundante y espionaje bien montado, el soldado español derramará su sangre sin beneficio positivo para la patria. Fotog. Saávea y O. Los voluntarios de Asturias En nuestro número anterior nos ocupamos de ellos, y en éste ampliamos nuestra información con las magníficas instantáneas que publicamos en las siguientes páginas, y que reflejan el entusiasmo de Oviedo y de Gijón al despedir á los bravos voluntarios que forman el batallón Principado de Asturias. En dichas fotografías puede ver el lector detalles gráficos de la misa de campaña celebrada en la capital de Asturias, del banquete ofrecido á los soldados en el campo de San Francisco del mismo Oviedo, y del embarque realizado en Gijón á bordo del vapor Ciudad de Cádiz. Entre los retratos figuran los de las ilustres personalidades que forman la Junta del Principado: el del Sr. Sarri, principal organizador del batallón, el del teniente coronel Manjón, que manda la fuerza, y los de los distinguidos periodistas representantes de la prensa asociada. Formaron esta patriótica liga los periódicos ovetenses El Correo de Asturias, TM Opinión de Asturias, El Carbayón y La Cruz de la Victoria.