Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
casi como Juana, y J u a n a las baila á mil maravillas. iQue bailen, que bailenl dicen, ¡Que bailen, que bailen! gritan, y J u a n a y J u a n se preparan, y J u a n a y J u a n se encandilan, y han de hacer en poco tiempo cosas que darán envidia. la general alegría. Y a la guitarra no suena, porque sus cuerdas no vibran Luis se levanta, y sacando una navaja, escondida de la faja entre los pliegues, con rabia se precipita sobre el pobrecillo Juan, Llegad, chiquillas, que bailan Juan y Juana las seguidillas. Ija guitarra empuña Luis, el hijo del organista, que mira con buenos ojos los de Juana, todo niñas. J u a n a desdeña al muchacho, y no es porque la chiquilla no sepa ya que el amor es una cosa m u y rica, sino porque quiere á J u a n que es más alegre y bromista. Dan diez, doce, treinta vueltas, mil, un millón, infinitas, entre aplausos del concurso y entre atronadores vivas. De repente se interrumpe que baila las seguidillas casi como Juana, y J u a n a las baila á mil maravillas. Se ocultó el sol, y con él se fué también la alegría que había en los corazones de aquellas gentes sencillas; y aunque la tarde es de otoilo, preciada como la dicha, como la esperanza, bella, como la que más, tranquila, marchad, chiquillas, ni Juan ni Juana bailan las seguidillas. E L A D I O GIRALDA DIBUJOS DK MÉNDEZ BRINGA