Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A i r r i S T A S ARISIK SES Esti- ella mímica, ó sea primera mima de la Grande Ópera de París, la Torri, venida de Italia, figura en primer término cu todos los bailes de las grandes obras, y llena la inmensa escena con su gran figura. La imperial Torri la llamaba Vitu en sus crónicas. Grande, magnífica, escultural; debió aparecérsele á San Antonio, y de seguro que esta tentación fué la que más guerra le dio, 3 uy elegante y muy fastuosa en la vida privada. Ha hecho en París una fortuna, -y va en aumento. Buen carácter, siempre de buen humor. Está en todas partes donde haya un acontecimiento parisiense, y á pesar de ser extranjera é italiana (en París es muy difícil ser italiano) todo el mundo la quiere. En Fausto, en Sansón y Dalila, en el Mago, sus posturas, vueltas y revueltas y los trajes de gasa y las hecliuras, ponen en movimiento mil pares de gemelos. Es lo que llaman en Andalucía un valiente troncho e mujé. Vino á París para estrenar el Excelsior, y llamó la atención por la figura. En seguida encontró contrato para la Opera, y en ella lleva diez años, y de allí no saldrá sino cuando sea vieja. Pero hay tiempo, porque esta estrella de los gestos no tiene más que veinticinco años y la cabeza libre, lo cual es muy importante. EusElilo BLASCO Fotog, d J Mairei. BKJ TRiz xori. ni