Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 iJWtu. T Í J U G A N D O A. L V GAr. r. IKA CIEGA. breros de las niñas; más allá los papas, aposentados en un asiento de piedra, pacifican á Cuba en cinco mmutos. -Pues esa es la dicha honrada y transparente que j O te decía. En ese pelotón hay tres ó cuatro noviajos pensando en casarse cuando ellos terminen su carrerita de boticaiio ó salgan á tenientes segundos, porque como ahora se conqnistan al vuelo las dos estrellas, tres de esos chicos se preparan para ingresar en la Academia de Infantería. Si recorrieras las encrucijadas todas de este cuartel, te hallarías el mismo cuadro. La víspera por la noche se concierta lel madrugón en las sillas del Prado, y allí se están hasta las nueve ó las diez sin gastar un céntimo. Los galanes no tienen más moneda que la de las ilusiones, y los papas de las niñas no pueden deslizarse. Seis mil reales con descuento no dan de sí para convites. ¡Ea! Despidámonos de la felicidad resignada, y vamos á otra parte.