Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á OCHO DÍAS VISTA El termómetro político y el ordinario. -Grave cuestión. -El Gobierno y las oposiciones. Relaciones tirantes. -BI proyecto da auxilios y tres más. -Cómo se aprobarán los presupuestos. -El poder de la temperatura. Con el sudor del rostro. -Kn el Parlamento francés. -Los toros en Francia. -Playas y balnearios españoles. El termómetro político llegó á subir mucho más que el termómetro ordinario durante la semana pasada. Y es sin duda que el mercurio de Almadén que corre por el tubo del primero es de mejor y más selecta calidad que el azogue de poco más ó menos que corre por los termómetros del comercio. Tamas entre el Gobierno y las oposiciones hubo planteado tan grave problema. -lO todo, ó nada! dijo el Sr. Cánovas, queriendo hacer comulgar á todos con las ruedas de molino del Sr. Navarro Reverter. Las oposiciones, por su parte, dijeron que no cedían u n ápice de su derecho y que estaban resueltas á apelar á todos los recursos, desde la obstrucción hasta la dinamita. Fortvina que D. Práxedes tuvo miedo y resolvió celebrar el día de su santo concediendo indulto á la mayoría, tan de cerca amenazada por los liberales. La plana mayor de éstos, sobre todo en su parte más vetusta y apergaminada, sintióse de pronto con una acometi- vidad y unos ardores bélicos que para sí quisiera la débil juventud de ahora. (iuerra á muerte á los conservadores! decían; y si Sagasta se opone, ¡guerra á muerte á Sagasta también! El Gobierno se preparó á la defensa con medios proporcionados á la fuerza del ataque, y de este modo las relaciones parlamentarias se pusieron cada vez m á s tirantes. Claro es que en materia de tirantes yo no soy perito, porque no los gasto, quizá porque á mí iro se me caen los calzones como al 8 r. Sagasta; pero basta hojear la prensa de estos días para comprender que el mundo político recorre su órbita en estado de ignición. -El proyecto de auxilio á los ferrocarriles, exclamaba el Sr. Elduayen con una energía propia de sus juventudes, tiene que pasar, y tres más. ¿Tros más? -Sí, señor; lo de la sal, lo de Rothsehild, y los presupuestos ultramarinos. -Es cuestión de patriotismo, añadía Cánovas sacando el cristo para amedrentar á las minorías. Y sí éstas se ablandan al íin y ceden, es posible que la obra económica del Sr. jN avarro Reverter se apruebe á los acordes de la Marcha de Cádiz, y con la salvedad por parte de las minorías de que así se vota para evitar un mal mayor. 3 s posible, sin embargo, que entre el amor propio y el amor á la patria, venza el primero, como de costumbre. ir