Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SALONES DE MADRID XV EL S 7 LÓN DE LOS CONDES DE VÍA- MANUEL Si cada salón de la serie que he ido presentando á los lectores de esta Revista tiene axi fisonomía peculiar que le distingue de los demás, y que he procurado se destaque brillante del incoloro fondo de estos mal pergeñados artículos, el de la condesa de Vía- Manuel tiene también su nota característica, nota brillante y simpática que vibra luminosa sobre el fondo seve- ro de las están 5, á las tres jóvenes que ocupan puesto preferente en el mundo aristocrático. Esa nota alegre y brillante tiene su complemento cuando á una invitación verbal de las señoritas de Pardo y Manuel de Villena acude á sus salones todo el Madrid distinguido, dominando siempre 1 juveíitud, p a r a la- que transcurren rápidas y felices las horas en los sa- lones de la calle cias que decoran de Serrano. antigaos retratos de familia en los que aparece toda La condesa de la ilustre ascenVía- Maniiel, que dencia de los cones una de las dades d e Vía- Mamas más discrenuel, marqueses tas de la sociedad de Rafal y de la contemp o r á n e a, Puebla de Eocapertenece á una mora, los que os- familia ilustre en tentaron el apela que parece hallido egregio de berse vinculaílo Manuel de Villeel ejercicio de la na, que últimacaridad: pertenemente todavía h a ce por su madre a c r e c e n t a d o sn á la casa de los gloria por la virduques de Gor; y tuosa Ernestina, si entre los Mala fundadora innuel de Villena signe del Asilo figuró l a n o b l e del Corazón de Ernestina, cuya Jesús. E s la nota vida se consagró de la juventud y e n t e r a m e n t e al de la elegancia RI. ASÓN HERÁLDICO DE LOS CONDES DE VIA- MAKUEL servicio d e l o s que le prestan las desvalidos, entre los representantes de la citada casa encantadoras hijas de los dueños de aquella morada, nota ducal, ¿quién desconoce á dos ilustres damas, la marquesa formada por los primorosos bordados que en colgaduras, de Trujillos y doña Encarnación Alvarez de Bohorques, divanes y almohadones pregonan la habilidad de aquellas cuya inagotable caridad es un tesoro siempre abierto para aristocráticas manos juveniles; por las pinturas delicadas los pobres de la corte? que en cuadros y biombos denuncian la maestría y el arte de las gentilísimas pintoras; por la profusión de fotografías de todas las beldades de la sociedad elegante que en cariñosas dedicatorias expresan su afecto y sus simpatías La condesa de Vía- Manuel no desmiente su raza; su gran actividad y su clara inteligencia conságralas con éxito á toda obra benéfica. Innumerables son las asocia-